Loading...

Adictos a las cuchillas

Cómo las autolesiones se convirtieron en una plaga juvenil.

Técnicamente se llama regulación emocional. En la mayoría de los casos, la autolesión no suicida no es impulsiva. «La persona lo planifica cuando está sola y cuando está impregnada de una emoción negativa: llámalo rabia, tristeza, ansiedad… La autolesión es una manera de disminuir ese malestar. Es eficaz y es rápido», asegura Juan Carlos Pascual desde el Departamento de Psiquiatría del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. «En ninguna clínica podemos ofrecerles algo tan potente», confiesa con frustración Daniel Vega.

 Entre el 70 y el 97% de las personas que se autolesionan lo hacen cortándose, principalmente en los antebrazos, las piernas o el abdomen. Entre el 21 y el 44% se golpean y entre el 15 y el 35% se queman. La mayoría de personas que se autolesionan, sin embargo, lo hace utilizando diferentes métodos. Ninguno de ellos quiere matarse cuando ocurre, pero la presencia de estas autolesiones sí multiplica por tres el riesgo de cometer algún acto suicida en el futuro.

 

Si quiere  continuar leyendo el artículo  Adictos a las cuchillas.

2018-10-01T18:49:24+00:00