Un círculo de sillas y sillones.

Nos sentamos. Va a comenzar la sesión de terapia de grupo. Todas las semanas, durante hora y media, varias personas se reúnen para pensar en común, aprender y traer cambios que mejoren sus vidas.

Pero, ¿cómo empezar?

Una buena forma de comenzar puede ser presentarse. Aunque seamos creativos al hacerlo es buena idea compartir qué hemos venido a hacer aquí. Cuál es la tarea que tenemos entre manos.

No es algo evidente, aunque todos coincidan en que “quieren estar mejor”, o “desean sufrir menos”. Es fácil coincidir cuando las frases son generales, desdibujadas. Pero cada uno tendrá que ir entrando en detalle para saber cuál es su tarea en el grupo, y cómo se trabaja dentro de éste.

Suelo ofrecer a los recién llegados un “kit básico” de tres palabras con las que empezar a trabajar. Estas palabras son: Dificultad, Resonancia y Feedback.

Si quieres continuar leyendo el artículo Anatomía de una terapia de grupo. 

“Este artículo  ha sido obtenida de la página http://anabasint.blogspot.com/2019/02/anatomia-de-una-terapia-de-grupo.html/ . Anatomía de una terapia de grupo , por , (23-febrero-2019) , via @JCamiloVazquez  @TuANABASIS”.