Loading...

La belleza es un prodigio del cerebro.

Por Francisco Mora .

Cuando escucho en un gran auditorio el último movimiento de la Novena sinfonía de Beethoven interpretado por una gran orquesta y una amplia masa coral, experimento “algo” que me transporta. Es algo sublime, algo que me embarga, me sobrecoge, me hace pequeño.

Son placeres generados en parte por la cultura en la que se vive y más allá del cerebro emocional y su actividad primitiva. Son placeres que nacen de una interacción muy estrecha entre la corteza cerebral humana y el cerebro emocional, por eso ningún animal los posee. De esa interacción nace la conciencia, la comprensión, el entendimiento, la razón humana.

Si quiere  continuar leyendo el articulo.La belleza es un prodigio del cerebro.

2019-01-10T17:36:45+00:00