Loading...

Los canutos y el riesgo de psicosis

Asociación entre consumo temprano de cannabis y aparición de síntomas psicóticos en la vida adulta.

 

Teresa León y Laura Valencia.

Psicólogas del Programa de adolescentes y drogas.

Cada vez resulta más aceptada la idea de que el consumo de cannabis favorece la aparición de enfermedades mentales. Esto puede ser debido en parte a la gran cantidad de investigaciones publicadas al respecto. En este sentido, Fernández, Fernández, Secades y García (2011) afirman que “si bien no todos los consumidores de esta droga presentan problemas de salud mental, las revisiones de los últimos años apuntan a un mayor riesgo de diversos trastornos mentales entre los usuarios de cannabis”.

Un reciente estudio (Mustonen A., Niemelä S., Nordström T., Murray G. K., Mäki P,. Jääskeläinen E. y Miettunen J., 2018), realizado sobre una muestra de cerca de 6500 adolescentes finlandeses ofrece nuevas aportaciones en el conocimiento de la asociación entre consumo temprano de cannabis y aparición de síntomas psicóticos en la vida adulta.

A la edad de 15-16 años se administró a los jóvenes participantes en el estudio un cuestionario sobre consumo de cannabis y otras cuestiones, como tipo de estructura familiar, estado socioeconómico, tabaquismo y consumo de otras sustancias, antecedentes de psicosis en las familias, presencia de síntomas prodrómicos…

Posteriormente, se realizó un seguimiento de 15 años, de los 15-16 a 30 años de edad de los sujetos de la muestra, durante el cual se registraron los diagnósticos de psicosis emitidos hacia participantes del estudio. La información relativa a los diagnósticos se obtuvo del Registro de atención médica 2001-2015, del Registro de atención primaria de salud 2011-2015 del Instituto Nacional de Salud y Bienestar Social, del Centro Finlandés de Pensiones 2001-2015 y del registro de reembolso de medicamentos de la Institución de la Seguridad Social de Finlandia 2001-2005.

No fueron incluídos en el estudio los sujetos con diagnóstico de psicosis previo al inicio del seguimiento.

En total, 124 individuos de la muestra recibieron un diagnóstico de trastorno o sintomatología psicótica a lo largo del seguimiento.

Los resultados indican que el consumo puntual (menos de 5 veces) de cannabis en edades comprendidas entre los 15 y 16 años no se asocia con un aumento significativo en la predisposición a la aparición de síntomas psicóticos en la vida adulta. Sin embargo, en los sujetos con un consumo de marihuana mayor de 5 veces, a los 15-16 años, se observó una tendencia a la emergencia de sintomatología psicótica en la vida adulta significativamente mayor que en la población general.

De tal modo que los sujetos que no habían iniciado consumo de cannabis a la edad de 15-16 años mostraron una tasa de incidencia de psicosis del 1,7% a lo largo del seguimiento, frente al 10,6% en la población que había consumido cannabis más de 5 veces a esta edad. Se observa un efecto dosis-respuesta: al aumentar el consumo temprano de cannabis aumenta exponencialmente la predisposición a padecer enfermedad psicótica durante la edad adulta.

Los individuos con síntomas prodrómicos basales parecen ser más vulnerables a los efectos nocivos del cannabis. El consumo temprano duplica la tendencia a desarrollar psicosis en estos sujetos, comparados con la población con presencia de estos síntomas iniciales pero sin consumo de cannabis.

En resumen, el artículo analizado señala el consumo temprano de cannabis como factor predisponente a la aparición de psisosis, si bien, tal y como exponen en sus conclusiones “sin embargo, todavía hay controversia en cuanto a si el uso de cannabis es un factor de riesgo suficiente para la psicosis o un componente causante en la patogénesis”

En base a los resultados desprendidos de este estudio, podemos considerar:

– La necesidad de elaborar programas de prevención de consumo de cannabis tempranos, que permitan intervenir en edades anteriores al inicio de los consumos.

– La necesidad de detectar los primeros consumos, desde las familias, recursos y servicios que trabajan con menores, para conseguir limitar el número de consumos a edades tempranas.

– La importancia de potenciar los factores de protección en los menores más vulnerables a la exposición y/o efectos nocivos del cannabis.

Bibliografía

Arseneault, L., Cannon, M., Witton, J., & Murray, R. (2004). Asociación causal entre cannabis y psicosis: examen de la evidencia. Psiquiatría biológica, 11(4), 134-143.

Fernández, S., Fernández, J. R., Secades, R., & García, P. (2011). Cannabis y salud mental. Actas españolas de psiquiatría, 39(3), 180-190.

Mustonen, A., Niemelä, S., Nordström, T., Murray, G. K., Mäki, P., Jääskeläinen, E., & Miettunen, J. (2018). Adolescent cannabis use, baseline prodromal symptoms and the risk of psychosis. The British Journal of Psychiatry, 1-7.

Roncero, C., Collazos, F., Valero, S., & Casas, M. (2007). Consumo de cannabis y desarrollo de psicosis: estado actual. Actas Españolas de Psiquiatría, 35(3).

2018-04-17T10:30:24+00:00