Loading...

Carlos Mirapeix

Habla del trastorno límite de personalidad o ‘borderline’ .


El trastorno límite de personalidad o ‘borderline‘ suele conllevar conductas autolesivas e ir asociado al consumo de sustancias tóxicas, según comenta el psiquiatra y experto en este tipo de patología Carlos Mirapeix. «Los trastornos de personalidad -señala- están vinculados a comportamientos impulsivos y peligrosos por lo que la mortalidad y los accidentes en este tipo de pacientes son más elevados».

Mirapeix explica que esta enfermedad tiene un perfil claramente femenino y que la edad de prevalencia se sitúa entre los 18 y los 40 años, si bien los problemas pueden comenzar en la adolescencia. «Las causas -añade- son múltiples. Se da en casos de mujeres solteras, de familias con conflictos. El paciente tiene inestabilidad en sus relaciones interpersonales y los intentos de suicidio son frecuentes».

¿El tratamiento? Para el psiquiatra lo ideal sería una detección precoz del problema para iniciar el tratamiento, que es complejo y largo, pero puede dar sus frutos, aunque todo va a depender de la gravedad del caso. «La psicoterapia es la mejor solución, pero además de tratar al enfermo hay que trabajar con las familias ya que la sobrecarga familiar es muy grande y no pueden hacerlo frente. Lo habitual sería una dosis de terapia de 5 a 7 horas semanales tanto individuales como en grupo. Los resultados positivos tardan entre 1 y 3 años y depende de la gravedad del trastorno»

Mirapeix insiste en la detección precoz de la enfermedad. «Por debajo de los 18 años se pueden ver ya conductas que dan pistas y no deben pasarse por alto», insiste.

De otro lado, conviene tener en cuenta que existen varios tipos de pacientes ‘bordelines’. Así, los hay agresivos, impulsivos, dependientes y vacíos. El poder enmarcar a los pacientes es básico para abordar la terapia, que es larga y compleja, pero que puede dar sus frutos.

El artículo publicado el Diario Montañes, Entrevista a Carlos Mirapeix.

2018-05-12T09:01:36+00:00