Extracto de la entrevista al consejero de Educación de Cantabria, al arranque del curso escolar en los alumnos de infantil y primaria que trato casos de autismo, Asperger o hiperactividad (TDAH).

 –Una vez ya con las clases en marcha, ¿cuál es el principal reto al que se enfrenta durante el curso?

–Seguir trabajando en busca de una mejora de la calidad educativa, que en Cantabria ya es alta gracias al buen hacer del profesorado. Hay tres vértices que vamos a potenciar en aras de este objetivo: los liderazgos educativos de los centros, para lo cual vamos a preparar un plan de formación a dos años; la supervisión educativa, a través del servicio de inspección; y el asesoramiento externo. Repito que tenemos un sistema educativo de alta calidad y excepcional en la equidad: no hay diferencias en los centros, puede mandar a un hijo a cualquier centro porque está asegurada la calidad y la atención al alumnado con necesidades especiales que, por cierto, ha aumentado de forma notable.

¿Le preocupa?

–Sí, mucho. Los casos de autismo, Asperger o hiperactividad (TDAH) se han multiplicado exponencialmente. Estamos empleando recursos humanos especializados pero necesitamos una reflexión sobre el cómo atender a una atención inclusiva desde las propias aulas. Cantabria fue pionera en tener orientadores a tiempo completo en Primaria, lo que permite que podamos detectar cuanto antes las dificultades de aprendizaje convirtiendo en un reto la exigencia de atenderlos, pero hacen falta más refuerzos.

–¿Cómo valora el clima de convivencia escolar?

–Realizamos un seguimiento bastante cercano y podemos concluir que existe un buen clima.

–Su departamento ultima un nuevo decreto de convivencia escolar. ¿Cuáles son sus claves?

–Agilizar el protocolo de actuación cuando el centro detecte un caso de acoso, del tipo que sea, que es excesivamente lento; poner en marcha un protocolo específico en contra de la homofobia y la transfobia; y potenciar la lucha contra la violencia de género, ya que hemos detectado un aumento del machismo en las aulas que debemos corregir. Además, vamos a hacer una investigación sobre el clima escolar en colaboración con la UC, que nos puede arrojar datos que mejorar.

Incluso se pone en marcha un ciclo superior de FP de Promoción de Igualdad de Género…

–Sí, en el IES Javier Orbe Cano de Los Corrales de Buelna. Es una figura que se va a potenciar, no solo en los centros educativos, sino también en todas las administraciones, las empresas… por lo que tiene mucho futuro. El otro ciclo nuevo de FP es el de Animación en 3D (en el IES Manuel Gutiérrez Aragón de Torrelavega), que tiene una gran demanda. La apuesta por la FP es muy importante, pero hay que racionalizar la oferta y buscar una relación con el sistema productivo actual y con los empleos emergentes que surjan en los próximos diez años. Para ello, estamos haciendo un mapa que nos permita tener un dibujo sobre la oferta de FP en la región, tanto desde el ámbito educativo como desde el empleo, ya que la FP existe y tiene sentido gracias al tejido productivo y las empresas, por lo que es fundamental la máxima colaboración con ellas. Cuando se cierre este proyecto, hablaremos con los ayuntamientos para que participen en el diseño de otro mapa a medio y largo plazo para decidir cuáles son los ciclos agotados, cuáles se deben implantar y cuáles son los de mayor empleabilidad para que podamos tener una herramienta útil de planificación.

 

Si quieres leer la fuente original pinche aqui.