Gloria Escotet, psicóloga especializada en “geriatría, discapacidad y psicología de la mujer”, dio un paso más en la definición de la nueva entidad. Y lo hizo precisamente con otra contraposición, esta vez frente a la psicología. Así, Escotet habló de las diferentes ramas de dicha disciplina matriz -psicología social, psicología de la educación, psicología del deporte, etcétera-, pero se fijó especialmente en la “psicología clínica, la ciencia de los estados mentales y del comportamiento”, cuya misión es la de corregir “los trastornos” de los individuos. Sin embargo, tales “patologías y trastornos” no son la materia “del ‘coaching’, que no debe invadir terrenos como el de la psicología clínica”.

ir al articulo