El cerebro humano

Podríamos imaginar que el cerebro humano estuviese compuesto de una única red neuronal global no estructurada de forma modular, es decir, sin partes especializadas en realizar tareas concretas. Las plantas tienen un tipo de estructura fractal en la que no existen de forma única órganos, ni ningún tipo de unidades funcionales especializadas: tienen muchas hojas, muchas flores, muchas raíces, etc. De este modo pueden resistir la destrucción de gran parte de su organismo antes de morir. Por el contrario, nuestro cuerpo fallece inexorablemente cuando se dañan órganos de los que sólo disponemos la unidad: corazón, hígado, páncreas, cerebro… Tener partes muy diferenciadas te hace muy sensible al fallo, mientras que si tu organismo es una constante repetición de lo mismo, la tolerancia al error es mucho más alta.

 

Si quieres continuar leyendo el articulo La imbecilidad de la consciencia cósmica .

 “Este artículo  ha sido obtenida de la página https://vonneumannmachine.wordpress.com/2019/04/15/la-imbecilidad-de-la-consciencia-cosmica/. La imbecilidad de la consciencia cósmica publicado en Neurociencias (15-04-19)“.