Loading...

La independencia de Cataluña

Una obra maestra de ineptitud política y borrachera ideológica.

Queremos compartir un artículo de opinión  sobre la crisis catalana publicado en La Nación.

La crisis catalana parece el teatro del absurdo. Tiene razón quien, refiriéndose al ya famoso Procés, evocó otro, que le cae como anillo al dedo, el de Kafka.

No lo digo para tomar a la ligera el problema, que es muy serio, sino para enfocar su sustancia: ¿quién que tenga apenas un poco de familiaridad con Cataluña puede sin sonreír afirmar que su nacionalidad es esclavizada; su libertad, conculcada; su pueblo, exprimido?.La mayoría de las regiones europeas pagarían para disfrutar de la autonomía política, económica, fiscal y lingüística de que disfruta Cataluña. Y su prosperidad.

Todo comienza, como en cada populismo que se respete, con una crisis de disgregración. O con la percepción de disgregación: la percepción, en la historia, a menudo pesa más que la realidad; alguien la llama posverdad.

2017-11-14T13:17:25+00:00