Loading...

Intervención Precoz

Importancia de la Intervención Precoz en Cantabria

Hablar de enfermedad mental genera dudas, genera prejuicios, genera rechazo en la sociedad… nos asusta. Como todo aquello que nos da miedo tratamos de alejarlo, de pensar que no va con nosotros, que no está en nuestra vida y que a nosotros no nos puede pasar ni tampoco a quienes queremos. No vemos o no queremos percatarnos de que esa enfermedad puede ser la causa de algunas actuaciones y comportamientos extraños e incluso límites… lo aparcamos, incluso lidiamos con ellos con alcohol, drogas, más o menos fuertes (si es que alguna es blanda) y lo que hacemos es engordarlo hasta que estalla, con consecuencias drásticas… alejarse de la familia voluntaria o involuntariamente, romper lazos que requerirán de grandes esfuerzos para volver a juntarse…

Para evitar el estallido, llegar a extremos dramáticos es clave la intervención temprana que dé con un diagnóstico precoz… que normalice una situación que tanto miedo da por estar estigmatizada…

Esta puede garantizar una recuperación sintomática y funcional máxima. Al menos, así se plasma en numerosos estudios que confirman un futuro esperanzador tras el diagnóstico precoz en la calidad de vida de los pacientes. En Cantabria, concretamente, consigue disminuir la incidencia de recaídas y hospitalizaciones posteriores, mejorar los síntomas psicóticos, la prevención del suicidio, evitar la estigmatización y abordar las necesidades sociales, de educación y de empleo, según datos del gobierno cántabro.

Para perseguir y alcanzar ese objetivo, entre otros, la Asociación Cántabra Pro Salud Mental (Ascasam) ha organizado el encuentro denominado “La intervención temprana en psicosis: la mejor inversión para la recuperación de las personas”. Una jornada que ha contado con la colaboración del IDIVAL y la Universidad de Cantabria, pues investigación y educación tienen un papel decisivo en la normalización de la enfermedad y los pacientes.

En estas jornadas han intervenido expertos, médicos, profesionales y también pacientes que han contado sus experiencias, todas con final feliz pese a lo desgarradoras que resultaron en algunos momentos, todas con un punto en común, sí hubieran sido abordadas primero, muchos problemas y situaciones tensas se habrían podido evitar.

El mensaje es claro y se puede decir muy alto “procurar una intervención rápida resultará clave en la recuperación de un paciente”.

Las jornadas, abarrotadas de público fueron inauguradas por la vicepresidenta del Gobierno regional, Eva Díaz Tezanos; la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y la consejera de Sanidad, María Luisa Real.

Eva Díaz Tezanos ha querido apoyar este acto dentro de la estrategia de atención integrada, social y sanitaria, con la que se está impulsando un grupo de salud “que garantice una continuidad sanitaria y social en el apoyo y la atención a los pacientes y sus familias”.

 

Se refería así la vicepresidenta al Programa Asistencial de las Fases Iniciales de las Psicosis (PAFIP), puesto en marcha por la Consejería de Sanidad en el año 2001 para el tratamiento precoz de las personas que sufren un primer episodio de psicosis y la atención a sus familias con “excelentes resultados”.

El PAFIP cuenta con un programa de investigación sobre las bases biológicas de la psicosis, pionero a nivel mundial y que colabora con grupos investigadores europeos y norteamericanos, que sigue los criterios y recomendaciones internacionales más avanzadas, disponibles actualmente en este campo de la Psiquiatría.

2017-07-10T09:34:18+00:00