“Es difícil narrar el estado porque es difícil narrarnos de verdad, sin el asidero fácil de los hechos”

La mirada de José Ovejero.
.
.

Es más fácil narrar un acontecimiento que un estado. El hecho, con su cronología. Con sus posibles causas y consecuencias. Con su constitución concreta, nos anima a contarlo de viva voz o por escrito; Uno podría narrar la muerte de la madre, sus últimas palabras si las hubo, quién estaba presente o si murió sola, a qué hora, en qué lugar, qué decía el certificado de defunción: fallo multiorgánico, o infección generalizada, o paro cardíaco.

O se podría narrar la enfermedad propia, quizá aportar datos de síntomas y temperaturas. Quién te llamó para animarte o interesarse, quién no lo hizo, cuántos días y cuántas noches, la medicación, el miedo. También se podrían narrar los conflictos con la pareja durante el confinamiento, muy concretamente ese instante en que tal palabra o tal gesto te hizo decirte; cuando todo esto pase, nos separaremos.

Y, quizá más difícil porque cuesta más narrar los momentos felices. Podríamos contar las conversaciones que nos llevan a pensar que estamos viviendo con la persona adecuada (ese momento en que te dijo que, ese gesto que tanto te gusta, lo que hacéis durante el sexo, o la forma que tiene de pegarse a ti al despertaros).

La sintaxis impone un orden y una estructura que se conjugan bien con los de los acontecimientos, un ahora y un después, un sujeto que se acopla al yo y al tú como inventado exclusivamente para eso, un verbo que nos muestra en medio de la acción, un predicado que aporta los matices imprescindibles.

Estamos viviendo meses excepcionales, como lo pueden ser una guerra o un terremoto –cada uno a su manera y con su letalidad propia– y si todo acontecimiento excepcional siempre encuentra su camino a la narración, no solo porque lo que nos afecta con intensidad pide ser transmitido (porque nos vuelve excepcionales a nosotros mismos, nos concede importancia, pero también porque compartir el acontecimiento lima sus aristas y lo vuelve menos doloroso), además somos conscientes de que hay sucesos que nos afectan como grupo, como sociedad, y necesitamos una narración colectiva en la que reconocernos y sentirnos acompañados.

Continua leyendo El articulo .


Articulo extraído de la web https://www.lamarea.com/2020/06/12/jose-ovejero-lo-que-no-te-puedo-contar/. Bajo el titulo. Lo que no te puedo contar. Articulo publicado por www.lamarea.com. Jose Ovejero. Con fecha. 12-06-2020.