Loading...

Mindfulness y Depresión

Mindfulness en los estados depresivos

Gracia Pérez, profesional de Mindfulness y colaboradora de Fundipp escribe hoy sobre la depresión y como el Mindfulness puede influir positivamente en su curación.

El pensamiento negativo es quien causa la depresión. A la tristeza, el desinterés se suman síntomas básicos como la culpa, los remordimientos  y el pensamiento negativo autocrítico, la rumiación, etc

Incluso aunque en ocasiones el pensamiento no constituya la causa primera del episodio depresivo, ciertamente es capaz de mantenerlo una vez se ha iniciado.
Los pensamientos y las emociones interactúan entre sí en una espiral perniciosa y sin salida.

¿Cuáles son los mecanismo psicológicos importantes implicados en la recaída depresiva?

El modo en que pensamos sobre nosotros mismos, el mundo y el futuro       (triada cognitiva) puede ejercer un gran efecto sobre nuestras emociones y conductas. El pensamiento negativo puede provocar y mantener la depresión.

Esta vulnerabilidad latente se inicia en las etapas tempranas de la vida, estos individuos vulnerables adquieren ciertos supuestos o actitudes que persisten en el periodo adulto y que se convierten en rasgos que perduran a lo largo de toda su vida. Cuando alguien percibe así el mundo desde semejante punto de vista, se incrementa el riesgo de sufrir una depresión porque al tener lugar un evento negativo, éste es procesado a través de la óptica de la creencia subyacente, ocasionando sentimientos de tristeza que pueden ser desproporcionados  con respecto al propio evento vivido.
Por ejemplo, cuando alguien cree  “Para ser feliz, debo tener éxito en todo lo que haga”, entonces su estado de ánimo será bueno en función de que no fracase en nada. Si suspendiera un examen en la Universidad o no lograra una promoción, la reacción probablemente será “No puedo ser feliz” o “No puedo vivir con este fracaso”. Estas actitudes se convierten en rasgos persistentes que convierten a las personas en vulnerables a padecer una depresión.

Los sujetos deprimidos con anterioridad muestran un sesgo cognitivo exagerado. Los episodios de tristeza leve progresarán hacia otros estados más intensos y persistentes. Cada episodio de depresión incrementa la probabilidad de experimentar otro nuevo.

Estadística

  • El 50% de los pacientes que sufren un episodio depresivo tendrán al menos otro (Mueller, et al., 1999). Es el trastorno mental con mayor prevalencia, especialmente es sus formas menos graves.
  • La prevalencia de depresión y distimia en una ventana temporal de 12 meses es del 4.2% de la población mientras que tomando el conjunto de la vida de una persona, la prevalencia de sufrir un problema afectivo es del 14.0%.
  • La recuperación en 1 ó 2 años (Hirschfeld y Goodwin, 1989), el 15 % de los casos va a tener un curso crónico (2 años o más deprimido).

A medida que transcurre el tiempo sin que haya una recaída, la probabilidad de un empeoramiento o de aparición de otro episodio es cada vez menor.

Los datos parecen indicar que un 35% de los pacientes presenta un nuevo episodio de depresión antes de 2 años transcurrido el anterior y el 60% antes de pasados 12 años.

La duración media de un episodio depresivo mayor es de unos 4-5 meses.

Estrés

La gravedad del estresor se relaciona con el inicio de un episodio depresivo.
Los estresores de baja intensidad pero crónicos son más prevalentes que los estresores mayores y pueden tener una mayor capacidad explicativa en los trastornos del estado de ánimo.
Por otro lado, los sucesos agudos tienen más probabilidad de preceder un primer episodio mientras que las dificultades crónicas predicen recaídas.

Sesgos atencionales.

Este tipo de procesamiento atencional parece no ser un tipo de síntoma exclusivo del episodio depresivo, sino más bien un marcador estable de los sujetos vulnerables a sufrir tales episodios.

Mindfulness como entrenamiento en sesgos atencionales

La esencia de la Atención Plena o Mindfulness es la utilización intencionada del control de la atención para establecer una configuración del procesamiento de la información alternativo (modelo cognitivo), que es incompatible con la configuración del engranaje depresivo (Teasdale, 1999).

Que es mindfulness o consciencia plena?

La consciencia plena implica prestar atención de un modo en particular; con un fin, en el momento presente y sin juzgar.

La consciencia plena promueve una relación descentrada con los contenidos mentales, de manera que el sujeto puede observar sus pensamientos cuando esto ocurre.

La instrucción es percatarse del modo en el que la mente tiende a menudo a vincularse con una experiencia juzgada como positiva y evita, o escapa de aquella experiencia etiquetada como negativa.

Se les pide que presten especial atención a los pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales asociados con cada evento que registran.

Terapia Cognitiva basada en la Atención Plena (mindfulness)

 Es el tratamiento psicológico grupal diseñado para la prevención de recaídas en depresión, basado en el entrenamiento en un tipo de meditación oriental.       (8 sesiones de dos horas de duración)

Es una adaptación de un programa anterior llamado Mindfulness- Based Stress Reduction, en combinación con intervenciones tradicionales de Terapia Cognitiva para la depresión

Bases teóricas

 La meditación se presenta como una herramienta idónea para enseñar la habilidad de descentramiento.

TCAP es un entrenamiento en habilidades de autoconciencia o autoobservación de los propios estados mentales, que genera la capacidad de librarse de patrones de pensamientos disfuncionales por otros más funcionales o de ayuda.

Los Patrones de pensamiento son dos:

  • El modo de hacer
  • El modo de ser

¿Qué dicen los estudios de eficacia….?

La TCAP se ha mostrado eficaz en la prevención de recaídas en depresión en personas con más de dos recaídas en depresión. Los estudios confirman su eficacia similar a la de los fármacos pero con una serie de ventajas:

  • Más barata.
  • Mejora sintomatología depresiva y ansiosa en mayor medida.
  • Mayor grado de aceptación.

En el metaanálisis sobre la TCAP (Hofmann et al., 2010) se analizan 34 estudios rigurosos, donde se evaluó los efectos sobre población clínica.

Los resultados de este metaanálisis indican que tanto la población con altos niveles de sintomatología depresiva o ansiosa, como bajos se beneficiaron del tratamiento de forma moderadamente fuerte.

¿Porqué es eficaz el Mindfulness en la depresión?

Hay una mejora de la capacidad de concentración (Bostanov et al., 2012).

Comparado con antidepresivos, los pacientes que reciben MBCT aumentan la capacidad de descentramiento y apertura, lo que correlaciona con mejora en sintomatología depresiva.

Cambios en la especificidad de las metas vitales importantes o valores (Crane et al., 2012).

Reducción de estilos cognitivos desadaptativos como la rumiación o la preocupación (Cebolla y Miró, 2007).

Cambios en autocompasión; los mejores predictores de éxito (Kuyken et al., 2010).

Reducción de la Reactividad Cognitiva.

Objetivos de la terapia:

Enseñar a los pacientes que han sufrido depresión, habilidades que ayuden a prevenir una recaída.

Llegar a ser, en cada momento, más conscientes de las sensaciones corporales, sentimientos y pensamientos.

Desarrollar un vínculo diferente con las sensaciones, pensamientos y sentimientos en lugar de seguir con rutinas preprogramadas automáticas.

¿Cuánto tiempo de práctica es necesario?

Según Miro y Cebolla (2007) la reducción de síntomas a los 3 meses viene precedida por el número de veces que practicaban Mindfulness informal (acordarse de estar en el presente, respiración 3 minutos, etc..).

Hay experimentos en los con una simple práctica de 10 minutos de Mindfulness aparecen cambios en la forma en la que se reacciona a una inducción emocional.

¿Quién puede participar en un programa de TCAP?

No hay datos sobre esto, pero la experiencia clínica parece indicar que se benefician.

  • Depresiones crónicas leves (Barnhofer et al, 2009)
  • Personas muy rumiadoras.
  • Personas que no quieren recibir terapia narrativa o que no hablan mucho en consulta.
  • Personas resistentes al tratamiento (Kenny y Williams, 2007).

No se benefician:

  • Personas con muy bajo nivel metacognitivo.
  • Depresiones graves con mucha anhedonia.
  • Niveles altos de medicación, sobre todo ansiolíticos.

 Fundipp pondrá en marcha en breve una nuevo taller y curso de Mindfulness para quienes deseen iniciarse en esta disciplina, en fundipp.org/serena-mente colgaremos la información

 

 

 

2017-07-10T09:34:47+00:00