Loading...

Mitos Depresion

DESMITIFICACIÓN DE LA DEPRESIÓN POR Victoria Sánchez

En FUNDIPP seguimos hablando de depresión porque tenemos amplia experiencia en este tipo de enfermedad y porque es una de las más importantes si miramos las estadísticas de las que hemos hablado en

Hoy es nuestra colaboradora Victoria Sánchez Mújica, Psicóloga/Psicoterapeuta familiar y de pareja/Mediadora  nos habla en el siguiente artículo, basado en la campaña de la OMS sobre el Día Mundial de la Salud, sobre la DEPRESIÓN.

La OMS dedica este año el Día Mundial de la salud, viernes 7 de abril a la depresión, una acompañante silenciosa instalada en miles de hogares en España, bajo el lema “Depresión, hablamos de ello”.

La OMS nos propone reflexionar a lo largo de estos días sobre esta enfermedad. También se refiere a la psicoterapia como tratamiento efectivo “la psicoterapia puede ser tan efectiva como los fármacos en el tratamiento de la depresión, convertida en la mayor causa de mala salud y de discapacidad en el mundo con 322 millones de personas afectadas”.  Una afirmación que suma en claridad, en transparencia, en orientación a los pacientes y las familias, y en compromiso con la salud.

La tarea de los profesionales resulta relevante a la hora de hablar de depresión, especialmente acercándonos a fechas tan significativas para los sectores de la salud y para divulgar asuntos como este al público general, resulta clave nuestra aportación de información fidedigna sobre la enfermedad y es muy importante en estas épocas desmitificarla conceptualmente, para acercar a la sociedad una visión más realista de la depresión.

Mitos:

  • Los antidepresivos son la única opción.

La depresión se manifiesta de diferente manera en cada persona y en estos momentos existen varias alternativas de tratamiento. Recordemos la afirmación de la OMS de hace unos días, que señala la psicoterapia como un tratamiento eficaz al mismo nivel que los psicofármacos.

  • Hablar de la enfermedad la empeora.

Expresar, compartir lo que sienten y experimentan los pacientes es de gran ayuda para conocer la enfermedad y para mejorar la calidad de vida de los afectados, además ser muy positivo en la adherencia al tratamiento y en la perspectiva social.

  • Los tratamientos no están adaptados y duran de por vida.

Siguiendo con la explicación anterior, existen diferentes tratamientos, adaptados a la sintomatología presentada, además de ser de duración determinada. – La predisposición genética indica que se hereda la enfermedad en el 100% de los casos. La predisposición genética a la depresión puede aumentar la probabilidad de desarrollar la enfermedad entre un 10  y un 15 por ciento.

  • Sólo la padecen mujeres.

En España, el riesgo de que la población general desarrolle, al menos, un episodio de depresión grave a lo largo de la vida es casi el doble en mujeres (16,5%) que en hombres (8,9%).

  • Los síntomas emocionales son las únicas características asociadas a la depresión.

Existen otras manifestaciones como pueden ser: taquicardia, náuseas, mareos, dolores crónicos, eccemas, cansancio, fatiga, alteraciones en el sueño o apetito, variaciones de peso, sudoración… y un largo etcétera.

  • No está considerada una enfermedad médica.

Sí, lo está, pese a las dificultades a la hora de reconocer su sintomatología o diagnosticarla. Es una enfermedad  que afecta a la calidad de vida de las personas que la padecen y la de su entorno. Las etiquetas, estigmas carentes de información, evidencian la problemática social en torno a la enfermedad y dónde se debe hacer hincapié en fechas como el Dia Mundial de la Salud. Los síntomas son reales y abarcan el área psicológico, emocional, físico y relacional.

  • Es un signo de debilidad.

Esta etiqueta, este mito… conlleva convivir con la enfermedad desde el silencio y la ocultación, dificultando por tanto el tratamiento, su adherencia y la comprensión de la sintomatología por parte de pacientes y familiares.

  • Tristeza y depresión, son los mismo.

A menudo se considera la tristeza como un síntoma de la enfermedad, pero no es el único, además de ser  una emoción pasajera, suele ir acompañada de tensión, sensación de vacío, apatía…etc.

2017-07-10T09:34:46+00:00