Loading...

El perfeccionismo no es tan perfecto

 Nunca tendrá bastante y siempre nos invitará a dar un pasito más para hacer las cosas mejor.

No es raro que el perfeccionismo incumpla sus promesas de éxito. Nunca tendrá bastante y siempre nos invitará a dar un pasito más para hacer las cosas mejor.

El riesgo es que podemos acabar fijándonos demasiado en los detalles y perder una visión de conjunto más valiosa. Por ejemplo, una paciente con anorexia nerviosa puede centrarse tanto en perder peso que olvide su motivación inicial: ser más atractiva.

Tal vez pensemos que un perfeccionista tendrá una vida de éxito porque lo hará todo bien, pero en realidad se trata de un rasgo de personalidad bastante incapacitante. La vida de personas muy perfeccionistas es dura, exigente, poco fructífera y permanentemente insatisfactoria

Si quiere continuar  leyendo consulte el artículo de referecia.

2018-04-12T12:41:23+00:00