La plaga de la soledad.

Más de nueve millones de británicos están casi siempre solos. No sólo los ancianos. Los jóvenes entre 16 y 24 años se quejan de soledad.