Loading...

Proceso de infantilización

Hacia un mundo con mentalidad adolescente.

 

Vivimos un proceso de infantilización, que afecta a todas las sociedades occidentales, eso sí, a algunas más que a otras. La población envejece, pero ciertos rasgos adolescentes permanecen hasta edades muy avanzadas y comienzan a prevalecer sobre los maduros. Los impulsos dominan a la reflexión. Los “derechos”, que todo el mundo reclama y que los gobiernos ofrecen a granel, imperan sobre los deberes, esas pesadas cargas del adulto. Para conseguir ciertos objetivos, la reivindicación, la protesta y el pataleo, propios de niños, comienzan a resultar más eficaces que el esfuerzo y la auto-superación. Y la imagen se antepone a las ideas.

 

Va desapareciendo paulatinamente el hábito del pensamiento, de la reflexión, sustituidos la búsqueda de la satisfacción instantánea. Todo se simplifica; se leen cada día menos libros, desplazados por cortos mensajes de texto. No es infrecuente ver a adultos con afición desmedida a los juegos en la consola o el computador. Y la cultura acaba convertida en entretenimiento.

 Si quiere continuar  leyendo consulte el artículo de referecia.
2018-04-19T18:40:22+00:00