y la crisis humanitaria en salud mental.

No basta con más psicólogos ni con nuevos recursos psicoterapéuticos en la cartera de servicios del SNS.

Es imprescindible que además, y de forma simultánea, se produzca en primer lugar, un revulsivo frente a la crisis.humanitaria y el estigma que garantice la defensa y recuperación de los derechos de los pacientes con trastorno mental más grave.

Estos que hoy son ignorados (y estas sí que son competencia de la Administración Central), para simultáneamente abordar junto a las comunidades que tienen la competencia.en materia de salud mental, el cambio profundo de orientación de la atención a los trastornos mentales y su organización, pasando del actual modelo distrital y psiquiátrico, en favor de un modelo de atención más.integral y comunitario con base en equipos multidisciplinares en los centros de salud mental, como por otra parte estaba previsto en las correspondientes estrategias de salud mental, paro que, salvo raras excepciones, ni siquiera se ha intentado cumplir.

No vaya a ser que pasemos del reduccionismo psiquiátrico al psicológico, y a todo esto, sigan pendientes los derechos de las personas con trastorno mental más graves.


El grito de ‘vete al médico’ de un diputado del PP en el Congreso, aparte de mala educación y el estigma sobre los trastornos mentales, muestra el reduccionismo psiquiátrico en que se encuentra la atención a la salud mental hoy en día.

En los últimos tiempos, a cada ola de la pandemia le sucede un anuncio de que la próxima será la ola de los trastornos mentales provocados agravados como consecuencia de ella. Lo ha venido haciendo la OMS prácticamente a partir de la segunda ola y no deja de recordarlo.

Y es cierto que las consecuencias de la afectación, las secuelas y la muerte en el entorno familiar y social han provocado primero una sensación de miedo e inseguridad y luego trastornos de ansiedad y estrés, y además, con el largo tiempo transcurrido, un clima de incertidumbre, agotamiento e incluso de depresión.

El confinamiento de la primera ola, así como las sucesivas medidas de cierre, apertura parcial y distanciamiento físico han añadido más motivos siquiera para acentuar sentimientos de incomunicación, soledad y abandono que ya eran cada día más habituales en nuestras sociedades de consumo digital, en especial en el colectivo de personas mayores, aunque no solo.

Continua leyendo la noticia.


Articulo extraído de la pagina web. https://www.infolibre.es/noticias/opinion/plaza_publica/2021/03/20/la_psicoterapia_crisis_humanitaria_salud_mental_118228_2003.html. Bajo el titulo.  La psicoterapia y la crisis humanitaria en salud mental. Articulo publicado por. Gaspar Llamazares  para www.infolibre.es. Con fecha. 20-03-2021.