Loading...

“La Psiquiatría dominante no tiene en cuenta las circunstancias sociales”

Entrevista a Carmen Cañada, médica psiquiatra .

 -P-La crisis produce efectos en forma de desempleo, desahucios, corte de suministros básicos, pobreza y asimismo sobre la salud mental. ¿Qué impactos psicológicos está teniendo la actual recesión?

-El impacto mayor son los suicidios, que han aumentado con la crisis. Según el INE, han pasado de 3.180 en 2011 a 3.539 en 2012 y 3.870 en 2013. El INE no ha facilitado las cifras de 2014 y 2015. Sin embargo, estas no son las consecuencias más visibles de la crisis. Hay también un incremento de las depresiones, ansiedad, abuso del alcohol, trastornos somatomorfos (dolores con una base psíquica) y los intentos de suicidio. La doctora Margalida Gili ha constatado en el Estudio Impact un aumento en la atención primaria, en el periodo 2006-2010, del 19,4% en los trastornos depresivos mayores; un 10,8% en la distimia; y un 8,4% en los trastornos por ansiedad generalizada. Por otro lado, el estudio “Economic Crisis and Suicidal Behaviour” (2014) apunta un incremento muy evidente de los intentos de suicidio (primer factor de riesgo para un suicidio consumado) en el periodo 2008-2012 (ya en plena crisis) respecto a 2003-2007.

-¿Cuáles son las corrientes dominantes en la Psiquiatría? ¿Son los adecuados para abordar el incremento de las enfermedades mentales?

-El planteamiento hegemónico es el de la Psiquiatría Biologicista. Consiste en un enfoque médico de la enfermedad mental que no tiene en cuenta los determinantes sociales; además, se centra en un diagnóstico y tratamiento farmacológico para afrontar lo que al paciente le ocurre, es decir, no indaga en las causas del problema. Esta posición es la que domina en las universidades y hospitales, tanto públicos como privados. Pero hay ciertas áreas dentro de estas instituciones, ciertamente muy minoritarias, que tienen enfoques diferentes.

Si quiere continuar leyendo el artículo de La entrevista a Carmen Cañada.

2018-07-30T18:54:14+00:00