La psicoterapia, o terapia hablada, es una forma de ayudar a las personas con una amplia variedad de enfermedades mentales y dificultades emocionales. La psicoterapia puede ayudar a eliminar o controlar los síntomas problemáticos para que la persona pueda funcionar mejor y pueda aumentar el bienestar y la curación.

Entre los problemas a los que ayuda la psicoterapia están las dificultades para enfrentarse a la vida diaria; el impacto de un trauma, una enfermedad o una pérdida, como la muerte de un ser querido; y trastornos mentales específicos, como la depresión o la ansiedad. Hay varios tipos de psicoterapia y algunos tipos pueden funcionar mejor con determinados problemas o cuestiones. La psicoterapia puede utilizarse en combinación con la medicación u otras terapias.

Sesiones de terapia

La terapia puede llevarse a cabo en un entorno individual, familiar, de pareja o de grupo, y puede ayudar tanto a niños como a adultos. Las sesiones suelen celebrarse una vez a la semana y duran entre 30 y 50 minutos. Tanto el paciente como el terapeuta deben participar activamente en la psicoterapia. La confianza y la relación entre una persona y su terapeuta son esenciales para trabajar juntos con eficacia y beneficiarse de la psicoterapia.

La psicoterapia puede ser de corta duración (unas pocas sesiones), para tratar problemas inmediatos, o de larga duración (meses o años), para tratar problemas complejos y de larga duración. El paciente y el terapeuta planifican conjuntamente los objetivos del tratamiento y los acuerdos sobre la frecuencia y la duración de las reuniones.

La confidencialidad es un requisito básico de la psicoterapia. Además, aunque los pacientes compartan sentimientos y pensamientos personales, el contacto físico íntimo con un terapeuta nunca es apropiado, aceptable ni útil.

Psicoterapia y medicación

La psicoterapia se utiliza a menudo en combinación con la medicación para tratar las enfermedades mentales. En algunas circunstancias la medicación puede ser claramente útil y en otras la psicoterapia puede ser la mejor opción. Para muchas personas el tratamiento combinado de medicación y psicoterapia es mejor que cualquiera de los dos por separado. Las mejoras en el estilo de vida saludable, como una buena nutrición, ejercicio regular y un sueño adecuado, pueden ser importantes para apoyar la recuperación y el bienestar general.

¿Funciona la psicoterapia?

Las investigaciones demuestran que la mayoría de las personas que reciben psicoterapia experimentan un alivio de los síntomas y son más capaces de funcionar en sus vidas. Alrededor del 75 por ciento de las personas que inician una psicoterapia muestran algún beneficio de la misma. Se ha demostrado que la psicoterapia mejora las emociones y los comportamientos y que está relacionada con cambios positivos en el cerebro y el cuerpo. Los beneficios también incluyen menos días de enfermedad, menos discapacidades, menos problemas médicos y mayor satisfacción laboral.

Con el uso de técnicas de imagen cerebral, los investigadores han podido ver los cambios en el cerebro después de que una persona se haya sometido a psicoterapia. Numerosos estudios han identificado cambios cerebrales en personas con enfermedades mentales (como la depresión, el trastorno de pánico, el TEPT y otras afecciones) como resultado de someterse a psicoterapia. En la mayoría de los casos, los cambios cerebrales resultantes de la psicoterapia eran similares a los cambios resultantes de la medicación.

Para sacar el máximo provecho de la psicoterapia, afronte la terapia como un esfuerzo de colaboración, sea abierto y honesto, y siga el plan de tratamiento acordado. Cumpla con cualquier tarea entre las sesiones, como escribir en un diario o practicar lo que han hablado.

Tipos de psicoterapia

Los psiquiatras y otros profesionales de la salud mental utilizan varios tipos de terapia. La elección del tipo de terapia depende de la enfermedad y las circunstancias particulares del paciente y de sus preferencias. Los terapeutas pueden combinar elementos de diferentes enfoques para satisfacer mejor las necesidades de la persona que recibe el tratamiento.

  • La terapia cognitivo-conductual (TCC) ayuda a las personas a identificar y cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento que son perjudiciales o ineficaces, sustituyéndolos por pensamientos más acertados y comportamientos funcionales. Puede ayudar a una persona a centrarse en los problemas actuales y en cómo resolverlos. A menudo implica la práctica de nuevas habilidades en el «mundo real».

La TCC puede ser útil para tratar diversos trastornos, como la depresión, la ansiedad, los trastornos relacionados con el trauma y los trastornos alimentarios. Por ejemplo, la TCC puede ayudar a una persona con depresión a reconocer y cambiar patrones de pensamiento o comportamientos negativos que contribuyen a la depresión.

  • La terapia interpersonal (TIP) es una forma de tratamiento a corto plazo. Ayuda a los pacientes a comprender las cuestiones interpersonales subyacentes que son problemáticas, como el duelo no resuelto, los cambios en los roles sociales o laborales, los conflictos con personas importantes y los problemas para relacionarse con los demás. Puede ayudar a las personas a aprender formas saludables de expresar las emociones y a mejorar la comunicación y la forma de relacionarse con los demás. Se utiliza sobre todo para tratar la depresión.
  • La terapia dialéctica conductual es un tipo específico de TCC que ayuda a regular las emociones. Suele utilizarse para tratar a personas con pensamientos suicidas crónicos y a personas con trastorno límite de la personalidad, trastornos alimentarios y TEPT. Enseña nuevas habilidades para ayudar a las personas a asumir la responsabilidad personal de cambiar el comportamiento insano o perturbador. Se trata de una terapia individual y de grupo.
  • La terapia psicodinámica se basa en la idea de que el comportamiento y el bienestar mental están influidos por las experiencias de la infancia y los pensamientos o sentimientos repetitivos e inapropiados que son inconscientes (fuera de la conciencia de la persona). La persona trabaja con el terapeuta para mejorar su autoconciencia y cambiar los viejos patrones para poder tomar las riendas de su vida.
  • El psicoanálisis es una forma más intensiva de terapia psicodinámica. Las sesiones suelen realizarse tres o más veces por semana
  • La terapia de apoyo utiliza la orientación y el estímulo para ayudar a los pacientes a desarrollar sus propios recursos. Ayuda a fomentar la autoestima, reducir la ansiedad, reforzar los mecanismos de afrontamiento y mejorar el funcionamiento social y comunitario. La psicoterapia de apoyo ayuda a los pacientes a afrontar los problemas relacionados con su estado de salud mental, que a su vez afectan al resto de su vida..
  • Otras terapias que se utilizan a veces en combinación con la psicoterapia son.
    • Terapia asistida por animales: trabajar con perros, caballos u otros animales para reconfortar, ayudar a la comunicación y ayudar a afrontar el trauma.
    • Terapia de artes creativas: uso de terapias de arte, danza, teatro, música y poesía
    • Terapia de juego: para ayudar a los niños a identificar y hablar de sus emociones y sentimientos.

Articulo extraído de la pagina web. https://www.psychiatry.org/patients-families/psychotherapy. Bajo el titulo.What is Psychotherapy? / ¿Qué es la psicoterapia?

que es la psicoterapia