UNA ODA A LA REALIZACIÓN PERSONAL

El cantante Puertorriqueño René Pérez Joglar, más conocido mundialmente como “Residente” y ex integrante del grupo “Calle 13”, lanzó el pasado jueves  5 de Marzo su sencillo más personal hasta la fecha, el cual se titula “René”.

Con esta obra el cantante ha decidido reconectar con sus orígenes, volviendo a la ciudad dónde se crió y repasando los momentos de su vida que más le han marcado. Se ha mostrado sincero hasta la médula, mostrando sus sentimientos  más profundos y conmoviendo a quién la escucha, pues habla de forma totalmente honesta sobre la depresión, el estrés, la soledad y la importancia de la familia.

René cuenta que este tema lo escribió hace dos años pero que no había querido publicarlo hasta que se sintiese preparado.

Una noche me sentía muy mal, estaba en México, el estadio esperándome, y yo no quería salir del hotel. Llamé a mami porque quería tirarme del balcón y no sabía por qué. Esa noche llegaba un amigo y se quedó conmigo. Al otro día comencé a escribir este tema”.

En ese momento el artista estaba sumido en una profunda depresión y la única salida que veía para esa oscuridad era el suicidio. Escribir esta canción le sirvió para marcar un punto de inflexión entre el antes y el después.

En declaraciones posteriores ha dicho que fue a partir de ahí cuando pidió ayuda profesional, y que aunque seguramente hubiese necesitado medicación, nunca le dio valor a la psiquiatría porque no confía en las pastillas, así que entró en terapia con una psicóloga, la cual él dice que le ha ayudado considerablemente, y que gracias a ella y al apoyo de los suyos hoy está aquí con la mente sana y fuerzas suficientes como para haber reunido el valor de publicar su canción más personal y honesta hasta la fecha. Dicha obra se podría asociar con una confesión, un acto de liberación y purificación, en su día necesario para poder afrontar lo que le estaba ocurriendo y tomar un nuevo rumbo en su vida del que había llevado hasta la fecha.

En ese momento de su vida, René llevaba cuatro años de gira mundial prácticamente ininterrumpida, solo en ese año dio más de 150 conciertos. No paraba por casa y además estaba en un duro proceso de divorcio de su mujer. Por sus logros profesionales, la canción constituye una relativización de la noción del éxito y la confirmación del drama universal de la soledad. Ser exitoso es la ideología  de lo que conocemos como Estado de bienestar o Realización vital; pero la lucha por el éxito y el mantenimiento de dicha posición hacen que el proceso se convierta en individualista y solitario, y es por ello que René hace una mención a la falsedad de la industria de la música, que da a entender que cuando tienes el éxito uno está siempre rodeado de gente y disfrutando de la buena vida, y nada más lejos de la realidad.

El video acaba con René reencontrándose con su hijo. Es en ese momento cuando suelta la botella, haciendo una referencia a la renuncia de la vida de desenfreno que estaba llevando llena de drogas y  alcohol, de malas decisiones y de peores compañías, y simbolizando que la verdadera realización personal y lo que da sentido a los esfuerzos llevados a cabo en su trabajo es el amor que siente por su hijo, pues es ese amor por su familia su razón de vivir.


Articulo redactado por:
Cristina G. Sollet
Psicóloga.

 “Este vídeo  ha sido obtenido de la página. https://youtu.be/O4f58BU_Hbs