Cómo crear un diálogo sanador con nuestros padres

El diálogo con la fuente

Un posible paso para sanar al niño interior puede ser aclarar las cosas con los propios progenitores, tener un diálogo constructivo y hablar con el padre o la  madre de lo que nos dolió, o de lo que sentimos que no merecíamos para sanar y soltar nuestra antigua herida infantil. 

Tenemos el derecho a hablar de nuestro dolor. Los padres originales son fuente de dolor y también de bendiciones, una cosa no excluye la otra. Esta cuestión se puede realizar de forma directa, charlando con ellos, o de forma indirecta entrando en un proceso de terapia que me permite sanar mis heridas con ejercicios del tipo escribir una carta a mis padres, hablar con un cojín/objeto que simbolice mi madre o padres, una constelación familiar individual o grupal,...Es vital adaptar la propuesta terapéutica a la persona.

El primer punto crucial a decidir es si es necesario hablar con ellos en persona, quizás si nos escuchamos profundamente con ayuda de un amigo o de un profesional, y sobretodo con nuestra capacidad innata de interiorizar en nosotros mismos, descubramos que no es lo que necesitamos. El profesional de la ayuda puede facilitar que la persona escuche su voz interior. Algunas líneas de terapia o profesionales dibujan este paso como casi  obligatorio, quizás si escuchamos a nuestro niño interior o nuestra parte sabia, preferíamos otro camino para dialogar con nuestros padres. Se trata de expresarse desde nuestra herida.

En caso de hablar directamente con los padres es importante estructurar este encuentro.

10 sugerencias para sanar nuestro niño interior creando un diálogo con nuestros padres.

Es importante tener en cuenta:

  1. Este encuentro no es un juicio a los padres, su objetivo es sanar todo lo posible nuestra herida sin machacar a nadie. El enfado infecta, su función es apoyar la expresión para liberarnos del resentimientro. “no vengo a juzgarte, vengo a aclararme y a limpiar mi dolor.”
  2. Es importante manifestarles el objetivo de nuestro dialogo. -Estructurar el dialogo y los turnos de intervención, pedir que nos escuchen sin interrupciones antes de pasar a un intercambio de opiniones.  “te pido que me dejes hablar un rato en silencio y después yo te escuchare a ti”


Continua leyendo las sugerencias

“Este artículo ha sido obtenido de la pagina.  https://www.gestaltsalut.com/recursos-sanar-ni%C3%B1o-interior/. Bajo el titulo: Recursos para sanar al niño interior. Articulo publicado por www.gestalsaut.com. El 06-12-2019.