Figura retórica que atribuye una sensación (olfato, gusto, tacto, vista y oído) a un concepto al cual no le corresponde.

¿Qué es la sinestesia?

            La sinestesia es una variación no patológica de la percepción humana. Es una facultad poco común que tienen algunas personas, que consiste en experimentar sensaciones de una modalidad sensorial o cognitiva particular a partir de estímulos de otra modalidad distinta. Por ejemplo, un individuo con sinestesia es capaz de oír colores, de ver sonidos, o de apreciar texturas cuando saborea algo.

            Cabe aclarar que la sinestesia no es exactamente una “mezcla de sentidos”, como se suele definir en numerosas páginas de internet. Sino que el sujeto posee especificidad sensorial, es decir, que el estímulo externo se percibe tal y como es, sin alteraciones, mientras que la sinestesia añade una sensación adicional (puede leer una palabra, identificarla tal y como es, y además, percibir un gusto).

            Se cree que el fenómeno ocurre al 4% de la población, pudiendo ser mayor debido a que los sinestésicos no reconocen que la mayoría de la gente no posee esta capacidad, o a los criterios de selección establecidos para determinar si una persona tiene sinestesia o no.

¿Cómo se provoca?

            Si bien no hay una única causa del por qué de este fenómeno, numerosas investigaciones han determinado algunos factores que podrían influir en la causa del mismo.

            Alrededor de un 40% de las personas con sinestesia tienen familiares de primer grado con la misma capacidad. Las investigaciones acerca de la incidencia de la sinestesia en las familias sugieren que se trata de un rasgo dominante ligado al cromosoma X.

            Muchos investigadores, como Daphne Maurer, de la Universidad de Macmaster, demuestran que todos los bebés de menos de cuatro meses de edad presentan un cerebro sinestésico. Esto se debe a que, a esa temprana edad, el cerebro todavía no ha realizado la especialización de las distintas áreas ante estímulos sensoriales. Las conexiones neuronales entre las áreas permanecen unidas. En el proceso de desarrollo se produce una poda neuronal debido al alto crecimiento de conexiones sinápticas, en la que cada conexión sináptica se va especializando ante estímulos de diferente índole. En el cerebro de una persona sinestésica, la poda sináptica es menor o bien no se produce, dejando intactos los enlaces sensoriales, lo que da lugar a este tipo de activación simultánea ante los distintos estímulos sensoriales, y esto podría explicar que la sinestesia dure toda la vida.

¿Cuáles son sus características?

  • Involuntaria y automática (incapacidad de controlar la activación sensorial).
  • La sensación añadida está localizada en un espacio externo (proyectores) o en la mente (asociadores).
  • Consistente y genérica (estabilidad en las asociaciones percibidas).
  • Duradera (la sinestesia permanece durante toda la vida).

¿Cuántos tipos de sinestesia hay?

            Hay más de 60 tipos de modalidades por la cual la sinestesia se puede expresar. Entre ellos se encuentran:

  • Color-grafema: el más común, se asocian las unidades simbólicas de escritura (letras, palabras y/o números) con determinados colores (p. ej. ver la “A” de color rojo).
  • Léxico-gustativa: ciertas palabras causan una sensación involuntaria del gusto.
  • Audio-táctil: ciertos sonidos inducen sensaciones en diferentes partes del cuerpo.
  • Música-color/cromoestesia: se visualizan colores, asociados por características de la música como el timbre o la frecuencia de la misma.
  • Espacio-secuencial: se perciben las secuencias numéricas como puntos situados en el espacio.


Articulo escrito por Francisco Mollard.