Loading...

tiempo terapia

Como no malgastar tu tiempo en terapia

“No hay problema en gastar tiempo o dinero, pero odiaría desperdiciar alguno de ellos”.

Hemos traducido el artículo publicado en el Huffington Post, de Gary Trosclair, donde nos enseña a no malgastar el tiempo en terapia, la fuente original la puedes consultar aquí.

Hay dos asuntos o preocupaciones que tener en cuenta a la hora de plantearse hacer psicoterapia:

– El tiempo, puede llevar demasiado.

– Y el precio, podría resultar muy caro.

Quien acude a terapia, acude porque necesita hacer un cambio significativo en su vida, claro que en ocasiones, no quiere presenciar ese cambio, exige automatismo, lo de atravesar ese proceso y pagar por ello, es algo que le gustaría evitar. Trosclair señala que poniéndose en la piel de una persona compulsiva, como él, el tiempo o el dinero puede no ser un problema, pero eso no quita para que se deteste la idea o el hecho de malgastar cualquier de ellos.

Trosclair apunta en el artículo que no cree en la terapia precipitada. Él practica la terapia de profundidad, o terapia psicodinámica, en la que el objetivo es la curación y el desarrollo total de la personalidad, no sólo la eliminación de los síntomas. Desde su experiencia  y la lectura de distintos estudios, (ver por ejemplo el artículo de Jonathan Shedler en American Psychologist), señala que cuando se ha experimentado un trauma, el trabajo en profundidad resulta en realidad más eficaz a largo plazo.

Ahora bien, no comparte la idea de forzar y obligar al paciente a profundizar en aquello que no desea. Mientras se llega al fondo de los problemas y  se producen  cambios duraderos y significativos (lo que puede llevar mucho tiempo), hay cosas que se pueden hacer para asegurarse de que no se está perdiendo tiempo en el logro de sus metas. Aquí, se muestran algunas claves para que su inversión en terapia sea más eficaz.

1.      Forjar una conexión auténtica con su terapeuta. Decirle a su terapeuta lo que realmente piensa y siente, no sólo lo que se supone que debe pensar o sentir, este será un comienzo importante. Esto puede parecer obvio, pero también se aplica a los pensamientos y sentimientos que usted puede tener acerca de su terapeuta. Sea realista. Si usted no es auténtico, su terapeuta está tratando la parte educada de usted, no el usted completo. Y eso hará que se alargue en el tiempo el alcance de los objetivos.

Ejemplo: Su terapeuta llegó tarde la semana pasada, mientras tú -paciente- fuiste corriendo para llegar a la hora, con lo que debes esperar en la sala hasta que el terapeuta llegue, 10 minutos más tarde. Tú intentaste no molestarte y hablar sobre otros temas, pero esa circunstancia estaba ahí durante la sesión y eso provocaba que no estuvieras del todo presente en la sesión. En terapia, no debes evitar hablar de ello: hazle saber lo que realmente sucede dentro de ti. Es tu oportunidad para ser directo.

2.      No gaste todo su tiempo enfocándose en lo que otras personas han hecho mal. Sí, es importante ventilar, desahogarse… y su terapeuta necesita saber lo que ha pasado. Pero si pasas demasiado tiempo simplemente descargando no entenderás por qué esas situaciones te importan tanto, si tu respuesta es flexible o no, y lo que debes hacer de manera diferente para mejorar tu vida.

Ejemplo: Su jefe es un desastre natural: Hannibal Lecter, Attila el Huno y la enfermera sádica, todos ellos juntos. Tu marido ya no puede escucharlo más. Tómese su tiempo para descargar sobre el jefe durante la sesión, pero luego, dé un paso atrás y explore cómo admitirlo y cómo has reaccionado. Incluso si todo el mundo sabe que él es un monstruo, puede ser productivo a la hora de entender porqué a ti te afecta tanto. Ver lo que se puede hacer en esa situación, incluso sí significa cambiar la forma en que respondes o la interpretación de los hechos que acontecen a ambos.

3.      Identificar y enfocarse en los conflictos principales. Una gran parte del trabajo de su terapeuta es conectar los puntos que sirvan para ayudarle a la hora de ver los patrones y las historias que subyacen a todas las cuestiones en las que desea trabajar. En esta tarea puede ayudar al terapeuta. La terapia es más efectiva cuando ambos trabajan juntos para identificar sus conflictos principales y resolverlos. Si sólo intenta resolver diferentes problemas situacionales cada semana, en lugar de ver cómo cada uno se manifiesta de manera subyacente en todos los conflictos, la terapia se alargará.

Ejemplo: Tienes seis cosas para hablar en tu sesión de esta semana. OK, pero ¿cuáles son los denominadores comunes? ¿Cómo se relacionan con lo que tocó la semana pasada?, ¿y sus relaciones, sus problemas en el trabajo y lo ocurre con su terapeuta? Averígualo y serás más sabio al terminar la terapia.

4.       Llévalo a tu vida cotidiana. Se debe trasladar a la calle, fuera, a lo cotidiano, lo que se trabaja en cada sesión. Hablar con su terapeuta traerá cambios y alivio, pero no es magia. No espere hasta sienta sentirse cómodo, eso podría llevar mucho tiempo. Y es que cambiar el comportamiento conllevar cambiar los sentimientos.

Ejemplo: El terapeuta y Ud. Hablaron de decir adiós a su antigua novia. Eso supone dejar atrás una forma de vida. Ahora bien, qué medidas tomarás para ese sueño, para que esa idea… se convierta en realidad. 

5.      Tómese tiempo para hablar antes de dejar de ir a las sesiones. Sí, detener la terapia puede ser algo bueno. Pero si se detiene sin procesarlo durante unas cuantas sesiones, carecerá de la oportunidad de ver el panorama general y tener un cierre. Sería como vender acciones cuando el mercado es bajo. El trabajo de su terapeuta no es decirle cuándo parar, sino ayudarle a tomar la decisión conscientemente.

Ejemplo: Sientes que llevas demasiado tiempo en terapia, estas inquieto. Seguro que es mejor ahorrarte el dinero y pasar más tiempo yendo al gimnasio en lugar de a las sesiones. Tal vez sea así. Pero también puedes tratar de mirar si has alcanzado tus metas, si hay algo que estás evitando. O preguntarte que pasa con aquello que te hizo sentir tan incómodo el otro día. En realidad sería un desperdicio dejar la terapia sin un proceso de terminación consciente.Su tiempo en terapia es valioso. Sáquele el mayor provecho.  Para conseguir más ideas al respecto, Gary Trosclair te propone su libro: Cómo sacar el máximo provecho de la psicoterapia.

2017-07-26T16:50:00+00:00