Inicialmente, los problemas se suelen enmascarar en el enamoramiento…

El amor sin sufrimiento es un lujo al alcance de muy pocos. El conflicto, la inseguridad, los celos, el desamor… son lugares comunes y no indican patología alguna. Sin embargo, para una persona con Trastorno Límite de Personalidad (TLP); mantener una relación satisfactoria y estable es tan arduo y complicado como correr una maratón en tacones.

La persona con TLP presenta dos rasgos determinantes; impulsividad exacerbada y déficit de regulación emocional. Ambos rasgos impactan con fuerza en su capacidad para mantener relaciones íntimas satisfactorias y estables.

Inicialmente, los problemas se suelen enmascarar en el enamoramiento, pueden ser interpretados por como signos de pasión exacerbada o desajustes propios del inicio de la relación. Posteriormente y de manera progresiva, los conflictos empeoran, dificultando el día a día y amenazando la viabilidad de la vida en pareja.

A continuación, se exponen algunas de las dificultades que acostumbra a confrontar la persona con TLP; y consecuentemente la otra parte, en las relaciones de pareja. No son síntomas con valor diagnóstico, son algunas de las manifestaciones que los psicoterapeutas encontramos en las relaciones de los pacientes.

No se dan todos y de la misma forma en cada caso, cada individuo con o sin TLP es único y, por ende, lo es su relación de pareja.

Continua leyendo  cuales son estas dificultades


Este articulo ha sido publicado Originalmente en el blog del autor  Martin escudero Psciologos https://www.mepsicologo.com/blog/tlp-relacion-pareja


Texto publicado originalmente en: https://www.huffingtonpost.es/entry/el-trastorno-limite-de-personalidad-y-las-relaciones-afectivas_es_5d3f2761e4b0d24cde03b29e. Bajo el titulo: El Trastorno Límite de Personalidad y las relaciones afectivas. Publicado por www.huffingtompost.es. Articulo publicado el 30/07/2019