Por Pau Gasol

Los problemas de salud mental no entienden de profesión, nivel económico o país. Cualquiera puede estar expuesto a ellos. Una de cada cinco personas  tiene que hacer frente a algún trastorno psicológico a lo largo de su vida. Nos acaba de dejar Kate Spade, una persona que desde la distancia parecía tenerlo todo, pero que ahora sabemos que necesitaba ayuda. Y los deportistas profesionales no somos la excepción.
El deporte de elite nos exige una preparación en todos los niveles, sobre todo el físico y el mental. Todo lo que rodea a la preparación física parece obvio, un deportista tiene que estar en forma, pero el desgaste mental que supone competir al máximo nivel bajo el foco mediático no está tan presente en la mente de los aficionados.

Está claro que los deportistas profesionales somos muy afortunados por poder dedicarnos a nuestra pasión y disfrutar de unas condiciones privilegiadas. Y sé que este tema quizá no sea comprensible para muchas personas, pero la competición también nos exige un alto nivel de sacrificio, esfuerzo y estrés que, si no lo gestionamos de manera correcta, pueden mermar nuestra salud mental.

Hablar sin tapujos

A lo largo de la historia del deporte hemos visto numerosos ejemplos de profesionales que se han visto afectados por problemas de salud mental y cada vez son más los que hablan abiertamente sobre ello.

Recientemente, tras su retirada, mi amigo Andrés Iniesta comentó sin tapujos en varias entrevistas la depresión que sufrió hace unos años acentuada por una serie de lesiones y la pérdida repentina de su amigo Dani Jarque. Afortunadamente, su caso es una historia con final feliz porque, gracias a su esfuerzo y dedicación, logró seguir adelante con su exitosa carrera deportiva.

NBA: bienestar y salud mental

La NBPA ha adoptado estas medidas tras escuchar los valientes relatos de varios compañeros que están padeciendo, o han padecido, problemas de salud mental como Kevin Love, de los Cleveland Cavaliers, o DeMar DeRozan, de los Toronto Raptors. Una vez más, poner el tema encima de la mesa es fundamental para empezar a resolver estas situaciones.

La NBA es la competición que más esfuerzos dedica a que los jugadores aprendamos a convivir con la exigencia del deporte profesional. Ejemplo de ello son los programas para rookies que se llevan a cabo normalmente antes de empezar sus primeras temporadas en la liga profesional o el Plan de Asistencia al Jugador, que son reuniones obligatorias para todos los jugadores de la liga durante cada temporada y que nos ayudan a ser conscientes de los diferentes factores y peligros que nos afectarán a lo largo de nuestras carreras y más allá. Pero, sin duda, este nuevo programa de salud mental es un hito que marcará cuáles son los pasos a seguir para mejorar el bienestar emocional y psicológico de los deportistas en todas las competiciones profesionales del mundo.

Continua leyendo estas interesantes reflexiones de Pau Gasol

Articulo obtenido de https://www.linkedin.com/pulse/el-%C3%BAltimo-tab%C3%BA-pau-gasol/.