Loading...

El viaje de una bala

desde la fábrica a la guerra.

Muchas veces los países europeos se saltan sus propios estándares democráticos en el tráfico de armas y acaban vendiendo tanques a estados dictatoriales, ametralladoras a milicias armadas o aviones a sátrapas totalitarios. Otras, también bastante comunes, las armas simplemente se pierden en una maraña de intermediarios, terceros países y fronteras porosas y acaban en las peores manos en conflictos olvidados sin ningún tipo de control. No siempre es posible seguir el rastro de un código de barras o una referencia, pero a veces sucede y el resultado es sorprendente.

 

Si quiere consultar leyendo el articulo El viaje de una bala.

 

2018-11-06T18:54:05+00:00