Hoy es “Bruma”.

El día más corto, la noche más larga.

La buena noticia es que a las 16:58 es el solsticio de invierno.

Todas las culturas del mundo han celebrado en estas fechas la vuelta de la luz y la promesa del nuevo ciclo de cosechas por venir. La llegada al mundo para ayudarnos del Sol Invicto, de Mitra y los héroes solares, del Hijo de Dios. El desfase entre hoy y nuestras Navidades y Año Nuevo no es sólo por el paso de los siglos, sino que en los próximos días el cielo aparenta detenerse.

Son buenos para que nosotros también lo hagamos.

Es tiempo de limpieza. De barrer pelusas, sobre todo, interiores. De tirar cosas y lastre.

Si te gustan los ritos puedes encender velas o incienso o escribir en un papel lo que te gustaría dejar atrás y quemarlo.

Pero lo importante es que hoy pares un momento el trajín y simplemente seas tú. Como somos bastante zoquetes, nos cuesta ver lo que va mal.

La mejor forma es ” darle la vuelta a la tortilla“, a ser posible con muchas risas.

En las Saturnales romanas esclavos y amos intercambiaban roles. Son nuestros Santos Inocentes.

Prepárese para la luz.

Desde tiempos inmemoriales se comparte azúcar y se hacen regalos.

Es el deseo de cosas dulces y felices por llegar que comparto con vosotr@s.

¡Felices fiestas!

bruma


(*) Este texto nos ha llegado por wasap y esta atribuido a “Mago Piña”, no sabemos el nombre real que se esconde bajo el seudónimo, pero le damos las gracias por compartir tan bonita reflexión.