Una vez más, Miguel Ángel Guerrero Diaz de la @UPII_Ciceron, nos ilustra con un hilo en Twitter, que resulta tremendamente importante para su difusión y hacerlo llegar al mayor numero de profesionales e implicados posibles en la atención al suicidio.


 A la hora de intervenir ante una conducta suicida podemos pensar que intervienen médicos y psicólogos. Sin embargo, la realidad es que hay muchos profesionales que actúan día a día ante el suicidio como son los sanitarios, policías, bomberos, entre otros cuerpos de emergencia. Y es más, se está viendo la necesidad de la participación de muchos más profesionales en la prevención del suicidio. Por ejemplo, periodistas, debido a la importancia de publicar contenidos e información en los medios que no sean prosuicidas. O, la necesidad que se está viendo en colegios e institutos de formar a los profesores para detectar conductas que indiquen indicios de iniciativa suicida. Así como formar a los profesionales de emergencias para poder ofrecer apoyo emocional y comprensión a la persona que acude por un intento suicida. Y así, muchos más profesionales que ayudarían en la prevención de este problema que se está agravando y actualmente afecta a muchas personas. Aquí os dejamos un hilo de un gran divulgador y formador en la prevención del suicidio, Miguel Guerrero Díaz, que nos habla sobre todos aquellos colectivos que estaría bien que tuviesen esta formación.

Aquí comienza el tweet:

¿Qué profesionales son clave en la prevención del #suicidio?

Si estos colectivos recibieran una FORMACIÓN 📚básica (que no simple) en detección, manejo o abordaje del riesgo de suicidio, ⬇️ tasas de conducta suicida.

¡Vamos a verlos!

El personal de Urgencias Hospitalarias. Juegan un papel clave en la atención médica urgente del paciente tras un intento suicida. Comprender a la persona, evitar iatrogenias y prejuicios, acompañar y cuidar (no solo tratar). Imprescindibles.

Todo el personal sanitario de hospital y centros de salud. Su capacidad para detectar de forma sistemática y proactiva el riesgo suicida así como la habilidad para crear espacios de confianza con sus pacientes resulta clave en prevención selectiva.  Aquí incluyo todas las categorías profesionales sanitarias y no sanitarias que prestan sus servicios en un centro médico. Especial atención al personal de UCI, Medicina Interna, Traumatología, Atención Primaria, Cirugías y Oncología (población de riesgo).

Farmacéuticos. El conocimiento de la dimensión psicológica del suicidio, su capacitación en identificar pacientes con factores de riesgo para la conducta Suicida y mejorar los sistemas de seguridad de acceso a fármacos tareas fundamentales.

Profesionales de la #SaludMental: a psiquiatras, psicólogos clínicos, enfermeros/as especialistas, trabajadoras sociales les compete cuidar y atender a una población vulnerable y de alto riesgo suicida, los pacientes con trastornos mentales o psicológicos.

Profesionales de Centros de Prevención de Drogodependencias. Deben conocer cómo explorar la presencia de ideación suicida y cómo intervenir en usuarios con consumo de tóxicos y con factores asociados (trastorno psicológico, impulsividad…).

Profesionales de emergencias y extrahospitalaria. Requieren de competencias para manejar situaciones en crisis y la necesidad de evaluar el riesgo suicida en condiciones de elevada tensión emocional. Requiere una formación específica.

024, Espero y deseo que el personal que atienda este recurso  (atención NO habilitado aún) tenga la cualificación y las competencias necesarias para sus tareas. Es fundamental que sean profesionales cualificados.

Profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios. Agentes clave en prevención, dada su privilegiada posición/oportunidad de crear apoyos y ofrecer recursos a personas con factores de riesgo sociales. Saber entrevistar a personas en riesgo una necesidad.

Trabajadores en Residencias y Casas Hogar. Acompañan y atienden a personas mayores con presencia de factores de riesgo. Deben conocer cómo hablar abiertamente de los deseos de muerte o ideas suicidas y cómo protegerlos para evitar su dolor.

Educadores; tanto en centros escolares como universidades son guardianes clave por su estrecha relación con niños, adolescentes y población joven. Necesitan recursos técnicos y herramientas para manejar problemáticas de conducta suicida y autolesiones.

Periodistas y profesional de la comunicación. Conocer las recomendaciones para informar con  responsabilidad y ética profesional clave. Pueden y deben hablar del #suicido pero necesitan asesoramiento y conocimiento científico básico.

A la clase política, gestores, órganos de decisión y dirigentes de instituciones no les vendría mal formación en concienciación y sensibilización en materia de prevención del suicidio. Sus decisiones (y omisiones) influyen significativamente. Animaos!

Las Fuerzas de Orden Público (policías, guardia civil, bomberos…) Son un cuerpo de profesionales imprescindibles en atención en suicidios en curso, rescates y seguridad. Su formación es un hecho en muchos de ellos y su beneficio incalculable. Bravo!

Profesionales de Servicios de Prevención de Riesgos Laborales. Reconocer los riesgos en salud mental y riesgo se Suicidio en sus trabajadores es sumamente necesario. Formación en  #prevenciondelsuicidio también en sindicatos y empleadores.

Arquitectos: su papel en esta materia iría enfocado al diseño de edificios públicos y privados así como obras públicas (puentes, vías, etc) con medidas anti-suicidio, permitiendo espacios físicos seguros y eliminando acceso a métodos suicidas.

El cléro: por su posición son miembros de la comunidad que acompañan a través de la palabra. Su formación permitiría escuchar con respeto y comprensión sin emitir juicios de valor ni pronunciar frases invalidantes. Son un recurso más de la comunidad.

Personal de Servicios Funerarios. En este caso son cada vez más los profesionales que prestan apoyo a las familias que acaban de perder a su ser querido por Suicidio. Saber cómo actuar para paliar y no aumentar innecesariamente el dolor de éstas.

Personal de centros penitenciarios. Trabajan con una población vulnerable al #suicidio. Personas en muchos casos con trastornos psicológicos, adicciones, soledad, etc. La formación en señales de alarma y detección del riesgo es necesaria.

Como veis son muchos los grupos y colectivos profesionales y de personas que pueden y deben involucrarse es la Prevención del Suicidio, de todos los sectores, toda la sociedad, todos juntos. De la capacidad de cooperar todos dependerá el éxito de la tarea.


REFERENCIA
Díaz, G. M [@UPII_Ciceron]. (17 de enero de 2022). ¿Qué profesionales son clave en la prevención del #suicidio? [Tweet]. Twitter. https://twitter.com/upii_ciceron/status/1482984507699568645?s=21