De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés se trata de un estado de preocupación o tensión mental generado por una situación difícil. Recalca la idea de que todas las personas tenemos un cierto nivel de estrés, considerando que es una respuesta adaptativa de nuestro organismo ante las amenazas y otros estímulos.

En pequeños episodios el estrés puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar su salud.

Teniendo esto en cuenta, nos hemos basado en la World Health Organization elabora el “Mental Health Gap Action Programme (mhGAP)”. En esta guía se exponen una serie de preguntas relacionadas con la problemática del estrés, las cuales reformulamos en base a los diferentes estudios planteados en la misma.


Pregunta 1. Para adultos con trastorno de estrés postraumático (TEPT), ¿Son eficaces las intervenciones psicológicas en comparación con tratamiento habitual, la lista de espera o la ausencia de tratamiento?.

.

            En base al estudio realizado por Phelps et al., (2022), es importante considerar la posibilidad de realizar intervenciones psicológicas en adultos que sufren de trastorno de estrés postraumático (TEPT). Estas intervenciones pueden incluir diferentes enfoques, como la terapia cognitivo-conductual (TCC) individual presencial centrada en el trauma, la TCC digital o a distancia centrada en el trauma, la desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR), así como la gestión del estrés. Cada uno de estos enfoques puede ser útil dependiendo de las necesidades individuales del paciente y las circunstancias específicas del trauma experimentado.

            Respecto a lo anterior, las intervenciones psicológicas breves pueden implementarse efectivamente en diferentes entornos de atención médica, desde centros de salud no especializados hasta instalaciones de salud mental especializada y servicios sociales. Sin embargo, estas intervenciones requieren un considerable tiempo, capacitación y supervisión por parte de los proveedores de servicios. Se ha encontrado que compartir tareas es un enfoque eficaz para su entrega, aunque terapias como la cognitivo-conductual (TCC) centrada en el trauma y el EMDR pueden ser complejas y requieren capacitación especializada. Es fundamental integrar estas intervenciones en la atención primaria para mejorar la accesibilidad a la atención de salud mental y reducir el estigma asociado. Además, la adaptación y traducción de materiales de capacitación son esenciales para su implementación a nivel nacional. Las intervenciones psicológicas han demostrado ser efectivas para personas de diferentes grupos demográficos, aunque las intervenciones grupales pueden ser menos intensivas en recursos, requieren una organización más cuidadosa. Por último, mientras que la gestión del estrés puede ser proporcionada a través de formatos de autoayuda, como libros o recursos en línea, estos pueden presentar barreras de acceso para personas de bajos ingresos o con habilidades de lectura limitadas, destacando la importancia de ofrecer alternativas visuales o auditivas.

Pregunta 2. En niños y adolescentes con TEPT, ¿son eficaces las intervenciones psicológicas eficaces en comparación con el tratamiento habitual ¿lista de espera o ningún tratamiento?.

.

            Tomando como de nuevo como referencia el estudio realizado por Phelps, et al. (2022), se deben ofrecer intervenciones psicológicas para niños y adolescentes con trastorno de estrés postraumático (TEPT). Específicamente, aquellas intervenciones incluyan terapia cognitivo-conductual (TCC) individual cara a cara con enfoque en el trauma, TCC grupal cara a cara con enfoque en el trauma y desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR).

            En esta línea, la mhGAP indica que las intervenciones psicológicas breves pueden ofrecerse de manera efectiva en entornos de atención médica no especializada, así como en otros entornos que incluyen atención médica mental especializada, atención social o en entornos educativos para niños y adolescentes. Las intervenciones psicológicas breves cara a cara ofrecidas por proveedores de servicios son intensivas en recursos humanos porque requieren un tiempo sustancial del proveedor, entrenamiento y supervisión. Se ha encontrado que compartir tareas es un enfoque efectivo para ofrecer intervenciones psicológicas breves. Sin embargo, la TCC con enfoque en el trauma y EMDR pueden incluir técnicas complejas. El clínico que utiliza estas técnicas también debe haber recibido capacitación en su aplicación y demostrar competencias para proporcionarlas. Además, el proveedor debe tener capacidades adicionales para apoyar a la persona que recibe tratamiento, incluyendo la capacidad para realizar diagnósticos diferenciales, técnicas de resolución de problemas y técnicas de relajación/estabilización. La integración de la provisión de intervenciones psicológicas breves en la atención primaria proporciona muchas ventajas, incluyendo una atención médica más holística, mayor accesibilidad a los servicios de salud mental para las personas que necesitan atención, oportunidades para reducir el estigma de los problemas de salud mental y costos reducidos.

En conclusión,

.

Es fundamental ofrecer intervenciones psicológicas como la terapia cognitivo-conductual (TCC) y el EMDR para tratar el trastorno de estrés postraumático (TEPT) en adultos, niños y adolescentes. Estas intervenciones pueden implementarse en una variedad de entornos de atención médica y requieren capacitación especializada. Integrar estas intervenciones en la atención primaria puede mejorar la accesibilidad a la atención de salud mental y reducir el estigma asociado. Es importante adaptar los materiales de capacitación y ofrecer alternativas visuales o auditivas para personas con limitaciones de lectura. En resumen, el acceso a intervenciones psicológicas efectivas es crucial para promover la salud mental y el bienestar en todas las edades.


Fuentes:

Afecciones relacionadas con el estrés