1000 lunas, las voces de quienes cuidan.

¿Sabes lo que supone ser profesional de la ayuda a domicilio? ¿Sabes que tal vez tú o yo, o alguien de nuestro entorno, en algún momento -circunstancial o permanentemente- podremos necesitar de su colaboración?

Desde el 2014 he tenido la suerte de compartir tiempo de aprendizajes mutuos con varios equipos de profesionales que se dedican, en cuerpo y alma, al cuidado de las personas que, con diferentes grados de dependencia, necesitan de la ayuda especializada para algo tan cotidiano como la higiene personal, el alimentarse, la administración de la medicación, la limpieza de su espacio vital, etc.

En el detalle de las funciones cotidianas hay una que muchas veces es intangible. No consta, pero es inevitable. El acompañamiento vital, el generador de vínculos insondables, el que protege, tantas veces, de los efectos emocionales de la soledad no lo elegida. ¿Cuántas personas esperarán el sonido de las llaves como mensajero del encuentro humano y analógico de la jornada? ¿Cuántas voces humanas, sin interferencia tecnológica, les preguntarán cómo han descansado, o qué le apetece hacer?. Sin dudas, las de las auxiliares de ayuda a domicilio.

Esta es una carta de amor deletreada con las palabras que aprendí de vuestros relatos a viva voz.

Auxiliares y usuarias y usuarios. Qué vínculo tan hermoso definido con palabras tan poco afines y tan poco significativas. Si Wittgenstein dijo que «los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo», deberíamos mostrar más cuidado y precisión a la hora de nombrar la relación que establecéis cotidianamente, el vínculo que tejéis día a día.

Vuestra labor es poco visible, aunque del todo necesaria. Vuestro reconocimiento es escaso, aunque como colectivo sois uno de los factores claves de cohesión social de nuestra sociedad. ¡Qué sería de tantas personas en unos tiempos en lo que no siempre se encuentra tiempo para el cuidado de quienes más lo necesitan!

Vuestra lucha es cotidiana y silenciosa. Casi nunca estáis en las agendas, excepto cuando una mala praxis sale a la luz. Entonces se os pone en el foco mediático.

Vuestra incertidumbre es permanente. Vuestra estabilidad profesional está vinculada a los azares de la vida.

En los momentos más duros de los últimos meses, en demasiadas ocasiones con infradotación de recursos, os acercabais a cada casa con el ánimo en claroscuro. De un lado, la luz de vuestra vocación de servicio vuestro compromiso con quienes atendéis y cuidáis. Del otro lado, la sombra del riesgo que podíais suponer para ellas, para vosotras, para vuestras familias. Sin embargo, a pesar de la incertidumbre social, antepusisteis su cuidado y protección a la vuestra.

Continua leyendo la carta.

En este enlace podréis disfrutar de esa aventura de historias entrelazadas 1000 lunas_documental


Articulo extraído de la pagina web. https://cartografiasdelamor.com/web/auxiliares-de-ayuda-a-domicilio-cuidar-a-quienes-cuidan/. Bajo el titulo. Auxiliares de ayuda a domicilio. 1000 lunas, las voces de quienes cuidan. Articulo publicado por. www.cartografiasdelamor.com. Con fecha.14-09-2021.