Desde FUNDIPP, el consumo de cannabis nos parece una problemática importante a recordar, ya que, como menciona el doctor Eduardo Carreño. “Se ha banalizado” dicho consumo. La gravedad del consumo de porros y hachís es tan relevante, que, tal y como mencionamos en nuestra entrada Fumar porros y sus consecuencias,<No hace falta un consumo prolongado para que se produzcan alteraciones mentales, como esquizofrenias o trastornos de conductas> entre otras.

Este 5 de mayo, se publicó un estudio realizado por la Dra. Ana Isabel Burguillos Peña (https://www.facebook.com/draburguillos/) junto con la Universidad de Sevilla (@unisevilla) en la página web de @Psicoevidencias, en el cual se realizó una exhaustiva búsqueda de artículos de los últimos 5 años relacionados con el consumo de cannabis; El primer episodio psicótico, y el riesgo de recaídas.

En la investigación, se seleccionaron 5 artículos que cumplían con los criterios mencionados, y se realizó un análisis de los mismos frente a una pregunta base;

 ¿Es el consumo de cannabis un factor que precipite la recaída en un primer episodio psicótico?.

Los artículos elegidos fueron los siguientes:

  1. Una propuesta de ensayo clínico aleatorizado donde se propone un tipo de intervención específica para pacientes con episodios psicóticos tempranos, que pretende reducir el consumo de cannabis para evitar posibles recaídas.
  2. Un diseño de cohorte prospectivo en 220 participantes que encontró un aumento de la probabilidad de experimentar una recaída durante los períodos de consumo posteriores a un primer episodio psicótico.
  3. Un estudio multicéntrico, de cohorte prospectivo, el cual halló que el consumo continuado de cannabis después de un primer episodio psicótico predijo un aumento del riesgo de recaídas, de la duración de la misma, y de la intensidad de la atención durante el seguimiento.
  4. Un estudio observacional prospectivo, que describe que el consumo diario de alta potencia y después de un año predijeron una mayor probabilidad de recaída, un alto número de reingresos, una atención psiquiátrica más intensa y un menor tiempo hasta la recaída.
  5. Un metaanálisis que concluye que las personas que consumen cannabis desarrollan una psicosis 2 ó 3 años antes. Y que el consumo de cannabis produce un mayor riesgo de recaída en pacientes con un primer episodio psicótico, tienen síntomas positivos más graves, y un mayor déficit cognitivo.

Para resumir, y según muestra la evidencia recolectada por la Dra. Burguillos Peña, es importante resaltar que el consumo de cannabis favorece a una mayor probabilidad de desarrollar un primer episodio psicótico. Y que, si el consumo es mantenido tras la psicosis, hay un mayor riesgo de recaídas en los primeros dos años, y un agravamiento de dicha recaída (con respecto a la duración, la atención psiquiátrica y los síntomas positivos).

Te invitamos a leer más acerca de este estudio aquí.


Articulo publicado por Francisco Mollard. Bajo el titulo; Cannabis y psicosis, ¿ Que nos dicen la evidencia?.