La reforma aún sin terminar.

España mantiene abiertos 91 hospitales dedicados a la salud mental y varios de ellos, situados en las regiones más ricas, cuentan todavía con un número muy elevado de camas, pese a que una ley de 1.986 prevé su cierre. Además, la falta de profesionales y de recursos lastra la atención de los trastornos mentales graves.


.

“Padecer esquizofrenia es muy parecido a una catástrofe personal, se pierden amigos, se pierden capacidades, tu entorno familiar puede menospreciarte, la sociedad te estigmatiza y te señala con el dedo”. La frase es de Antonio Ramos,.que en un libro cuenta su experiencia con este trastorno, que en España afecta a 3.7 de cada 1.000 habitantes. Durante décadas, hombres y mujeres con el mismo problema eran apartados de la sociedad y confinados en los antiguamente llamados manicomios, donde permanecían, en muchos casos, toda la vida.

“Las condiciones eran bastante penosas”, dice la enfermera Sara Fernández Guijarro. Pero hace 35 años, una ley publicada en el BOE. prometía cambiar la vida de miles de personas.

Y, pese a sus logros, la conocida como reforma.psiquiátrica no ha alcanzado todos los objetivos que se plantearon por aquel entonces.

La Ley General de Sanidad de 1.986 aspiraba, entre otros fines, a una revolución en salud mental. El objetivo era evitar los ingresos permanentes, y, al mismo tiempo, que los pacientes dispusieran de la ayuda que necesitasen en su propio entorno, sin alejarse de su familia y de sus allegados, lo que se conoce como atención comunitaria. Si se consigue, de acuerdo con la evidencia actual, las personas con esquizofrenia cuentan con una mayor autonomía y mejoran tanto sus síntomas como su calidad de vida.

En este nuevo modelo de atención, “el objetivo es que el paciente se recupere por completo”, dice Martina Rojnic, portavoz de la Asociación Europea de Psiquiatría. Pero, para ello, no solo resulta necesario promover el cierre de los antiguos psiquiátricos, como hizo España -reconocida como un ejemplo en Europa; junto a países pioneros como Italia e Inglaterra-, sino también disponer de los profesionales y recursos adecuados para que las personas puedan vivir integradas de forma plena en la sociedad.

Desde 1.986, “ha habido un cambio importantísimo”, explica la psicóloga Susana Ochoa Güerre, que ha permitido “humanizar la atención”. La ley significó, como había previsto la Comisión Ministerial, una importante reducción en el número de camas psiquiátricas.

Continua leyendo la noticia.


Articulo extraído de la pagina.https://civio.es/medicamentalia/2021/04/22/salud-mental-esquizofrenia-reforma-psiquiatrica-atencion-comunitaria/. Bajo el titulo, 35 años después del cierre de los antiguos psiquiátricos: la reforma aún sin terminar. Articulo publicado por. www.civio.es. Con fecha 22-04-2021.