Cómo se expresa el TLP.

En un video muy breve qué tienes en esta entrada del blog, uno de los psicoanalistas más prestigiosos del mundo, O.Kernberg, que ha dedicado prácticamente su vida al tratamiento del trastorno límite de la personalidad y al desarrollo de un modelo de intervención validado empíricamente cómo es la psicoterapia focalizada en la transferencia, hace un breve resumen de las características clínicas fundamentales que forman parte de la expresión de los problemas que presentan las personas con personalidades disfuncionales con un perfil limítrofe o lo que se denomina habitualmente trastorno límite de la personalidad.

Estas características a través de las que se manifiesta la persona con estas dificultades son;

  • Cambios de humor.
  • Inestabilidad en el trabajo y el amor.
  • Formas poco corrientes de manejar los sentimientos.
  • Suicidio.
  • Autolesiones.

Tener cambios de humor es bastante frecuente en la población en general.

Si no interfiere con su relación normal con los demás, con decir: “estoy en un mal día”, “estoy de mal humor, no me preste atención”, no hay problema. Pero si los cambios de humor afectan gravemente a su cerebro cuando se relaciona con personas importantes y la irritación y los estallidos afectivos interfieren con la situación de trabajo ordinario, entonces hay un problema.

Esto también genera una profunda incertidumbre en sus compromisos íntimos como: ser capaz de decidir si aman a alguien o no, oscilando entre el amor y el odio; no saber cómo evaluar a otras personas; una especie de sentido de perplejidad; necesidad de ajustar su comportamiento a la de los demás sin tener un constante sentido interno de seguridad de cómo comportarse y qué esperar de los demás.

Muy a menudo los pacientes con TLP no son capaces de mantener una situación de trabajo,

debido a su irregularidad de los patrones de trabajo, las frecuentes sensaciones de incapacidad de que no pueden trabajar en absoluto, la inestabilidad de las relaciones amorosas, comportamientos contradictorios hacia amigos, familiares, parejas… a los que irritan debido a sus ataques de ira, las demandas excesivas y comportamientos infantiles e inmaduros, que a su vez hacen que otras personas reaccionen con rabia, a lo que las personas con TLP reaccionan muy fuertemente y se convierte en un círculo vicioso en el que se meten en problemas todo el tiempo.

También pueden aprender otros patrones para lidiar con los sentimientos muy intensos, como: en lugar de enfadarse con los demás, entran en un cuadro depresivo, tienen una tendencia a autolesionarse para relajarse, como si la experiencia de dolor les diera una sensación de control, de saber lo que está pasando y cómo entenderlo, por lo que, en lugar de enfadarse con los otros, comienzan a cortarse o quemarse.

Ellos pasan fácilmente de sentirse bien a sentirse mal consigo mismos, y a veces pueden llegar a desarrollar comportamientos suicidas.

Es una expresión de rabia general y de irritación dirigida contra uno mismo y contra los demás, más que una conexión con los sentimientos de culpa profundos y continuos. Por lo que existe una inestabilidad, una inestabilidad crónica y una característica de inmadurez de las reacciones que crean problemas en su vida.


Otto Kernberg.  como se expresa el TLP. https://www.youtube.com/watch?v=StBSHul42Zk.