Con el desarrollo de las nuevas tecnologías y las comunicaciones, se han incrementado también otras problemáticas relacionadas con un uso inadecuado de las mismas.

Uno de estos problemas es el ciberacoso, el cual 1 de cada 4 adolescentes lo ha sufrido en algún momento. Este tipo de acoso, a pesar de ser menos común que el que se sufre en persona, tiene como mayor problema el que este tipo de acoso se puede sufrir en cualquier parte y en cualquier momento.

La Asociación Americana de Psicología (APA) define el ciberacoso como: “cuando alguien utiliza la tecnología para degradar, infligir daño o causar dolor de forma intencional y repetida a otra persona. Los perpetradores intimidan a las víctimas en cualquier entorno online (incluyendo las redes sociales, los videojuegos o los juegos de ordenador, los foros de discusión o los mensajes de texto a través de dispositivos móviles), a través de insultos, amenazas, exclusión, compartir fotos privadas y/o comprometidas, etc.”

Esta conducta puede darse por una o varias personas, sucediendo principalmente entre niños y adolescentes generalmente en el contexto escolar.

En adultos es menos frecuente pero puede darse en contextos como violencia en la pareja, el acoso sexual, el acoso en el lugar de trabajo o en estafas.

Para prevenir estas situaciones y ayudar a detectarlas, la APA recoge una serie de recomendaciones:

¿Cómo puede el ciberacoso afectar a mi salud mental y la de mi hijo?.

El ciberacoso puede afectar a la salud mental de la víctima tanto en el momento que lo sufre como en el futuro, generando estrés, ansiedad y depresión.

Además se puede producir un efecto negativo en el rendimiento educativo, incluso los jóvenes están más expuestos a utilizar mecanismos de afrontamiento negativos para evadirse de sus problemas, como el consumo de sustancias, autolesiones o ideación suicida.

¿Cómo pueden hablar los padres con sus hijos sobre el ciberacoso?.

Los padres desempeñan un papel crucial en la prevención del ciberacoso y los daños asociados al mismo ya que deben estar atentos a conductas que sus hijos tengan en internet, tratando de explicar los problemas que puede encontrarse y poniendo normas de los lugares que pueda visitar o las personas con las que deba interactuar.

Es importante que las familias estén familiarizadas con determinadas conductas indicativas de que su hijo/a está sufriendo un posible ciberacoso, tales como un mayor uso de dispositivos por parte del menor, enfado o ansiedad después de utilizar un dispositivo o esconderlo cuando hay otras personas cerca.

¿Cómo denunciar el ciberacoso?.

La forma en que debe manejarse el acoso online depende de algunos factores, como el tipo de acoso y la edad de su hijo o hija. Cuando son adolescentes, pueden preferir manejar el acoso por su cuenta con el apoyo de un adulto. En caso de que sean más pequeños, se puede optar por intervenir, ayudándoles a resolver el problema.

En general, es una buena práctica tomar capturas de pantalla de los incidentes de ciberacoso como registro, pero no para responder a los mensajes del acosador o acosadora. Considere bloquear a la persona acosadora para evitar futuros acosos online.

Los padres deben comunicarse directamente con la aplicación o el sitio web para eliminar las publicaciones relacionadas con el acoso escolar, especialmente si revelan información privada o inapropiada.

¿Cuáles son las ramificaciones legales del ciberacoso?.

En algunos casos, los padres deben denunciar el acoso online a la policía, principalmente, cuando incluye amenazas a la seguridad física de alguien.

Cualquier comportamiento ilegal, como chantajear a alguien para enviar dinero, delitos de odio, acecho o publicar fotos sexuales de un o una menor, puede tener repercusiones legales.

¿Qué rol desempeña la Psicología a la hora de hacer frente a esta problemática?.

Los profesionales de la salud mental son de gran ayuda para tratar a las víctimas de ciberacoso ya que realizan intervenciones que abordan las experiencias online de los adolescentes y apoyan su bienestar mental, social y emocional.

Los psicólogos también pueden ayudar a los padres y las madres a hablar con sus hijos sobre el ciberacoso, además de apoyar a las familias afectadas por esta grave conducta.

Continua leyendo la noticia 


Articulo extraído de la pagina web. https://www.infocop.es/view_article.asp?id=22507&cat=50. Bajo el titulo. Recomendaciones de la APA para prevenir  y abordar el ciberbulling.

recomendaciones de la APA