La Consejería admite el problema generado «al no haber sido capaces» de completar la plantilla, lo que ha disparado la lista de espera «a ocho meses», como denunció la semana pasada Adaner.


Ocho meses de espera tiene por delante una familia con una niña de 13 años con signos más que evidentes de anorexia hasta que se le abren las puertas de la consulta de salud mental infanto-juvenil. «Eso es una barbaridad», como denunciaron la semana pasada la presidenta de Adaner (Asociación para la Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa), Carmen Grandas, y la psiquiatra Jana González, miembro del equipo encargado de atender a estas pacientes, que lleva más de un año incompleto por la ausencia de uno de sus tres psiquiatras. Durante meses, cada una desde su posición, han reivindicado la necesidad de reforzar al personal de esta unidad (centrada en menores de 15 años), donde la demanda no ha hecho más que crecer desde la pandemia.

Un llamamiento a las autoridades sanitarias que volvieron a lanzar, y que ahora sí, parece que ha sido escuchado. El mismo día de la publicación del artículo, dentro del Servicio Cántabro de Salud empezaron los movimientos para procurar una solución. «Es una prioridad absoluta cubrir esa plaza vacante de forma estable», asegura Oscar Fernández de la Torre, psiquiatra.

El problema que hemos tenido es que se trataba de una baja prolongada, Ahora que esa persona se ha jubilado, sí que podemos ofertar la vacante», su incorporación sería inmediata

¿Y será suficiente para desatascar la lista de espera acumulada en la unidad de Salud Mental Infanto juvenil de Santander? «Sin duda se va a notar», responde el director de planificación, aunque recuerda que otro de los psiquiatras del equipo tiene una reducción de jornada

De la Torre apunta que el plan de choque de 2021-2022 en salud mental Infanto-Juvenil se reforzarán las áreas de Torrelavega con la contratación de un psiquiatra y de Laredo con un psicólogo, pero quedó coja la plantilla de Santander, donde la petición era incorporar dos psiquiatras, pero solo conseguimos uno y tres psicólogos

Conocedor del gran volumen que ha alcanzado la lista de espera, insiste en que es el principal escollo por resolver y que a partir de ahí se valorará si son necesarios cambios organizativos y más refuerzos en el resto de dispositivos.


Noticia extraída del Diario Montañés, en su publicación impresa del 22-11-2023

Sanidad busca psiquiatra