A tráves de un video.

 

El lenguaje corporal influye en cómo nos ven los demás, pero también puede cambiar en cómo nos vemos a nosotros mismos.

Os recomendamos que veais esta charla de La psicóloga social Amy Cuddy, (psicóloga social, autora y oradora estadounidense. Conocida por su promoción de la “pose de poder”, una controvertida técnica de superación personal) muestra como las “posturas de poder” —mostrar una actitud de seguridad, aún sintiéndose inseguro— pueden alterar los niveles cerebrales de testosterona y cortisol, e incluso mejorar nuestras probabilidades de éxito.

La investigación de Amy Cuddy sobre el lenguaje corporal revela que podemos cambiar las percepciones de otras personas, y quizá, nuestra propia química corporal, simplemente cambiando las posiciones corporales.

Podeís ver el vídeo completo aquí, ( audio en ingles con subtitulos en español). Esperamos que os resulte tan interesante como a nosotros.

Se suponía que Amy Cuddy no se convertiría en una científica de éxito. De hecho, ni siquiera se suponía que debía terminar su licenciatura. Al principio de su carrera universitaria, Cuddy sufrió una lesión grave en la cabeza en un accidente automovilístico, y los médicos dijeron que tendría dificultades para recuperar completamente su capacidad mental y terminar su licenciatura. Pero ella les demostró que estaban equivocados.

En la actualidad, Cuddy es profesora e investigadora en la Harvard Business School, donde estudia cómo el comportamiento no verbal y los juicios rápidos afectan a las personas desde el aula hasta la sala de juntas.

Y su formación como bailarina clásica (otra habilidad que recuperó después de su lesión) es evidente en su fascinante trabajo sobre “poses de poder”: cómo la posición de su cuerpo influye en los demás e incluso en su propio cerebro.

Esta charla se presentó en una conferencia oficial de TED y fue presentada por nuestros editores en la página de inicio.