Repetir mentalmente la frase “Soy una mujer feliz y abundante y atraigo de manera natural cosas y personas muy buenas en mi vida” es una manera muy sencilla y poderosa de atraer realmente cosas y personas valiosas en tu vida.

Puede que te parezca una tontería, pero te puedo asegurar que no lo es en absoluto.
Detente ahora unos instantes y piensa en tu dialogo interno habitual.

¿Cuáles son los pensamientos que sueles tener cuando piensas en ti y en tu vida?

Si eres una persona normal y corriente (como yo), supongo que – sin darte realmente cuenta – tendrás a menudo pensamientos muy parecidos a estos: “A ver si me sale… jooo… con la mala suerte que suelo tener, seguro que no me sale… como no me salga, no sé lo que voy a hacer… y encima, con lo complicada que está la economía en estos tiempos… no lo voy a conseguir nunca… ¿quién confiaría en mí?… ya puedo darlo por perdido…”.

Todos solemos tenerlo. Hasta que nos concienciemos de sus nefastos efectos. Porque este dialogo interno constante tiene efectos.

Y cuando este dialogo interno es negativo…, los efectos suelen ser negativos también.

Si a nivel subconsciente estás seguro de que las cosas nunca te salen bien y de que tienes muy mala suerte…, es lo que vas a transmitir a la gente sin darte cuenta. Y la gente a tu alrededor lo va a percibir.

Ir al artículo