Extracto del artículo sobre  la proposicion no de ley realtiava al abordaje de la adicción de los menores a Internet.

Según señalaba el informe  hábitos como “el uso de las redes sociales más de dos horas al día, tener más de 500 amigos online, o jugar con el ordenador durante casi tres horas diarias”, pueden favorecer la adicción a Internet.

Por ende, el paulatino incremento en el número de dispositivos con conexión a Internet en cada hogar, así como la permisividad y la falta de control parental ante el uso de la Red pueden incrementar el riesgo de adicción y exponer a los menores a una serie de peligros, destacaba especialmente el “grooming” -término inglés con el que se conoce al hecho de quedar con personas desconocidas-, y el acoso online o cyberbulling.

Ante este panorama, el Grupo Parlamentario catalán presentó esta PNL, a través de la cual instaba al Gobierno “a realizar estudios sobre las adicciones no ligadas a sustancias, en especial a las que afectan a los menores por tratarse de un colectivo especialmente vulnerable, que permitan avanzar en su conocimiento y abordaje, ligando sus conclusiones a la aplicación de medidas que impulsen la prevención y promoción de la salud, y regulando el uso de la publicidad de actividades que puedan generar comportamientos adictivos, en cumplimiento con el apartado 13 de las recomendaciones del Informe sobre las perspectivas de futuro en el abordaje de las actuales y nuevas adicciones”.

Durante la sesión de debate de la Comisión Mixta, CIU subrayó la relevancia de estar atentos a la interacción de los jóvenes con las TIC, dado que el mal uso o el uso excesivo de Internet, “puede comportar problemas psicológicos a los menores y a los jóvenes”.

Como medidas para hacer frente a esta “adicción emergente”, resaltó la importancia de incrementar la implicación de las familias, del personal sanitario, de los educadores y de las administraciones públicas, y propuso la elaboración de estudios para conocer el estado real de la situación, de cara a abordar eficazmente la problemática expuesta y así poder implementar medidas que impulsen su prevención.

CIU finalizó su argumentación, destacando el papel fundamental que pueden jugar los profesionales de la Psicología en la intervención de esta adicción, a propósito de un caso ejemplificado.

Esta PNL obtuvo el beneplácito de todos los grupos parlamentarios, como el Partido Popular, que mostró su acuerdo total con lo expuesto, al estar “en línea con las actuaciones que se están desarrollando en esta legislatura en cuanto a protección de los menores”, tales como la incorporación en la encuesta estatal sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias-ESTUDES, para su edición 2014-2015, de un módulo sobre el uso de Internet y otras conductas relacionadas, o la inclusión de medidas sobre esta materia en el II Plan estratégico nacional de infancia y adolescencia 2013-2016, entre ellas, la formación a las familias y a los niños en el buen uso de Internet, y la elaboración y difusión de  guías de prevención del abuso de las TIC.

ir al artículo completo